El fiscal Carlos Díaz Mayer brindó precisiones de los resultados de las pericias sobre el origen de los focos de incendio en la comarca andina de Chubut en marzo pasado.

Sobre el origen del incendio en Las Golondrinas, que fue uno de los focos principales, indicó que la hipótesis apunta al mantenimiento de las líneas de media tensión que atraviesan la zona.

“Hicimos un allanamiento en la Delegación Noroeste de la Dirección General de Servicios Públicos, en busca de documentación y en busca de saber qué fue lo que sucedió, si había mantenimiento adecuado de las líneas. El informe pericial dice que ahí se origina el incendio más importante, en la zona alta de Golondrinas”, dijo en diálogo con Periodismo de 10 por CNN Comodoro.

La hipótesis de un cortocircuito por la caída de ramas cercanas sobre las líneas fue establecida también a partir de los primeros testimonios de vecinos, a lo que se suma la pericia mencionada por el fiscal.

“Se  busca determinar si no hubo mantenimiento. Debajo del electroducto debe haber ‘un cajón’, que debe estar limpio para que ningún desperfecto afecte las líneas, como alguna rama de árbol cercano que las toque y pueda caerse y prender fuego abajo, que aparentemente fue lo que pasó. Entonces esto es la falta de mantenimiento de todo lo que es el electroducto”, explicó.

¿Podría haber una imputación por la negligencia hacia Servicios Públicos de Chubut?, se le consultó a Díaz Mayer. “Es una posibilidad –respondió-. Por el momento no lo tengo determinado, pero estamos viendo a primero si hay alguna conducta delictiva y en todo caso después determinaremos, a partir de eso, si hay algún responsable”.

Qué se determinó sobre el origen del resto de los focos

“Sabemos que hubo otro incendio muy chico en un repositorio o basural de Cholila y en esa misma localidad se prendió fuego a un campo de 40 hectáreas, cultivadas con rosa mosqueta y algunos árboles autóctonos. El informe concluye que el inicio sería intencional, pero no tenemos ningún elemento para imputar una responsabilidad puntual a alguna persona", señaló.

"Y lo mismo en el foco número dos, en Cerro Radal, en zona de Lago Puelo, que también habría sido iniciado por una persona, pero no tengo elementos para avanzar respecto de alguien”.

Hasta ahora, los incendios intencionales quedarían impunes. “Estamos tratando de investigar a ver quién pudo haber generado ese fuego, pero la verdad es que por el momento no tenemos ningún elemento para avanzar en esos focos –diferenció-, pero sí los tenemos para avanzar respecto del origen del fuego en zona alta de Golondrina”.