El fiscal Diego Luciani, el funcionario judicial que acusó a la vicepresidenta por la Causa Vialidad, evalúa denunciar a Axel Kicillof, el gobernador de Buenos Aires, y a cada uno de los dirigentes que lo agravió.

“El objetivo (del intento de magnicidio) era deshacerse de la vicepresidenta y yo no puedo dejar de relacionarlo con lo que escuchamos hace poquito de un exponente judicial que también quería erradicarla de la vida política”, dijo en conferencia el gobernador de Buenos Aires. 

Para el fiscal, esa comparación ameritaría una demanda. Se asesora para saber si es viable realizarla, mientras continúa escuchando los alegatos de los abogados defensores en la Causa Vialidad.

Es que Luciani vive en la provincia de Buenos Aires, por eso teme que algún militante, envalentonado por las palabras del gobernador, pueda realizar un acto violento hacia él o su familia, a quienes les tocó vivir momentos desagradables desde el alegato.

Mientras tanto, la Asociación de Fiscales y Funcionarios del Ministerio Público Fiscal de la Nación (Affun) manifestó una “profunda preocupación” por los dichos del gobernador. “Se ha llegado al extremo de construir una relación de causalidad entre la tarea técnica de los fiscales y el conflicto social”, indicaron en la carta.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!