COMOORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El condenado por el femicidio de Valeria Palma, Mario Díaz, más conocido como "el loco del martillo, se escapó el viernes de la comsiaría Diadema cuando lo dejaron ir al baño. Fue recapturado cerca de la ruta 39. Ahora lo trasladaron a la Alcaidía. El homicidio de la joven ocurrió en un inquilinato del barrio Máximo Abásolo el 27 de agosto de 2016.

El femicida de Valeria Palma se escapó de la comisaría: lo recapturaron

Díaz fue condenado a 19 años de cárcel por el homicidio de su mujer, Valeria Palma. El hecho ocurrió el 27 de agosto de 2016 en un inquilinato del Abásolo.

El "loco del martillo" pidió ir al baño y aprovechó un descuido del guardia para quitarle las llaves y escapar de la comisaría de Diadema.

Finalmente, la Policía lo recapturó cerca de la ruta 39, cuando intentaba esconderse en el campo, informó Con Sello Patagónico.

Tras la fuga, lo trasladaron a la Alcaidía Policial.

Díaz espera el fallo de la Cámara Penal por la impugnación que presentó su defensora pública en pedido de su absolución por imputabilidad.

Tras la decisión de ese tribunal de segunda instancia, el Superior Tribunal de Justicia decidió que la audiencia de Cámara deberá volver a realizarse.

FEMICIDIO DE VALERIA PALMA

El femicida de Valeria Palma se escapó de la comisaría: lo recapturaron

El crimen de Valeria Palma ocurrió el 27 de agosto de 2016 en un inquilinato ubicado sobre José Ignacio Rucci 2.083 del barrio Máximo Abásolo. El homicida la atacó a martillazos y puñaladas.

Según manifestaron vecinos en el juicio, la joven salió al patio a pedir ayuda para su marido, solicitándoles que llamaran una ambulancia o a la policía porque estaba "matándose a golpes".

Un hombre y una mujer que también vivían en el tercer piso del mismo inquilinato le sugirieron a Palma que fuera hasta la casa del administrador y que esperara allí a que su marido se calmase, pero la joven volvió al departamento con Díaz y éste arremetió contra ella, primero con golpes de martillo y luego la atacó con un cuchillo, aplicándole 24 puñaladas en el tórax y en la zona del cuello.