El 10 de noviembre del año 2018, una camioneta Peugeot Partner en la que viajaban cinco personas oriundas de Rawson y Trelew chocó con una camioneta Toyota Hilux en la Ruta 205, en la Provincia de Buenos Aires. Un quinto ocupante de la Partner estuvo internado en grave estado y es el único sobreviviente de la tragedia.  

Eran cinco amigos que viajaban para ver el partido Boca-River por la Copa Libertadores. Llovía torrencialmente y en el km 108 de la ruta 205, a la altura de Lobos, se produjo el fatal accidente.

Juan Francisco Lucesole tenía 23 años y esa mañana manejaba en dirección contraria por esa misma ruta en una camioneta Hilux. No había dormido y manejaba con 1,8 grados de alcohol en sangre. Venia zigzagueando y ya se había cambiado de carril antes del accidente, hasta que los embistió de frente.

El desgarrador pedido del único sobreviviente de la tragedia donde murieron cuatro amigos chubutenses

A casi tres años del fatal accidente, la Justicia todavía investiga por qué cambio de carril y chocó de frente a los cinco amigos, fanáticos de Boca. Luciano Virgili, el único sobreviviente dio su testimonio a Telefe Noticias con una carta al juez de la causa.

“Le pido por favor que me escuche. Mi nombre es Luciano Virgili y soy el único sobreviviente de la llamada tragedia de Lobos. Junto a cuatro amigos, unidos por la pasión por Boca, viajábamos desde Rawson, hacia Buenos Aires, para ver el superclásico Boca River, en noviembre de 2018. En la ruta 205, cerca de Lobos, una camioneta que zigzagueaba nos chocó de frente. El conductor estaba borracho. Mis cuatro amigos murieron: Franco, Ezequiel, Malcom y Sebastián”.

Luciano pide Justicia porque aunque está probado que iba borracho,  hay testigos que reconstruyen todo e incluso imágenes de una cámara de seguridad de un campo privado. El imputado Juan Francisco Lucesole estuvo unas hora en la comisaria y nunca le sacaron el carnet de conducir. 

“Pasaron dos años y medio y la justicia no acciona”, explica Carlos, el padre de Franco Silvestri, una de las víctimas. Y pide que sea al menos indagado en la causa por el delito de “de homicidio culposo agravado y lesiones culposas agravadas (art 84 bis del código penal)”. La pena máxima es de 6 años.

 “Perdí a mi hijo, se arruinaron 4 familias y Luciano todavía lucha por cerrar las heridas… y encima si llegamos a juicio, solo le darían 6 años y ni siquiera le sacaron el carnet de conducir. No hay justicia. Te robas una vaca, vas preso 8 años. Matás a cuatro personas, vas preso máximo 6 años”, manifestó.

Las familias de las cuatro víctimas esperan que la unidad fiscal 1 de saladillo investigue e indague al imputado.