CALETA OLIVIA (ADNSUR) - El imputado por la violación de una mujer y el crimen de su pequeño hijo en Puerto Deseado el pasado 20 de febrero, murió "ahorcado" y "colgado de un barrote", según confirmaron fuentes policiales. Tal como anticipó anoche ADNSUR, el cuerpo de Omar Alvarado fue encontrado sin vida en los calabozos de la Comisaria Seccional Cuarta de Caleta Olivia, en lo que se investiga como un suicidio..

Alvarado padecía esquizofrenia y había sido detenido tres días después de la violación de una mujer oriunda de Salta y el crimen de Santino, el pequeño hijo de 5 años de la víctima, en un caso que conmocionó al país. El indentikit del hombre fue el que permitió señalarlo como el principal sospechoso, junto a un adolescente de 16 años que habría participado de los hechos en una playa de Puerto Deseado.

Según confirmaron fuentes policiales, Alvarado estaba aislado y fue hallado pendiendo de uno de los barrotes alrededor de las 20,  cuando el personal de guardia de la comisaría realizaba un control rutinario de los detenidos. En su cuello tenia atada una pollera de color negro.

En el caso intervino el juez de instrucción Gabriel Contreras, quien ordenó que en las pericias solo interviniera personal de la División Criminalística policial, sino un perito forense y un médico judicial, al tiempo que tomó contacto con su par de Puerto Deseado, Oldemar Villa. El cuerpo será sometido a una autopsia,