“Creo que va a ser una forma, esperemos que lo sea, para que la policía de la provincia de Chubut tenga más capacitaciones y mejores herramientas para poder trabajar, no sólo en la forma sino en el contexto”, indicó la abogada que lleva adelante la acusación, en forma conjunta con la fiscalía.

El juicio se reanudará este jueves, luego de la primera jornada concretada el lunes, donde expusieron testigos y dejaron claro la presencia de Hernández en el lugar del hecho, a la salida del bar en donde Brian Gómez y sus amigos habían tenido una reyerta con otros jóvenes, continuando luego en la vereda.

“Creo que esto va a servir y esperamos lograr una condena, para generar un alerta a la policía de la provincia, para que realicen la tarea como corresponde”, indicó Pettinari en diálogo con Actualidad 2.0, al tiempo que informó que durante el juicio se escuchará también el testimonio de funcionarios policiales para explicar cómo se capacitan los agentes en el uso del bastón de goma, que sólo está habilitado para determinadas divisiones policiales.  

Las calificaciones y las penas que podría afrontar Hernández

En la primera jornada del juicio por el homicidio de Brian Gómez cada una de las partes presentó su caso, la pretensión jurídica de la calificación y se escucharon los testimonios de los dos grupos de personas que estuvieron en el lugar del hecho, amigos de Brian y un grupo con el que él tuvo una reyerta ese día.

Las tres imputaciones que buscan calificar el hecho empiezan con la figura de homicidio simple con dolo eventual, impulsada por la fiscalía y la querella, con un pedido de pena de 15 años de prisión. 

En caso de que no se pueda comprobar el dolo, es decir la intención o el conocimiento que el agente debió tener sobre la posibilidad de causar un desenlace fatal al golpear en el cráneo de la víctima con el bastón tonfa, la querella impulsa la figura de homicidio preterintencional, con un máximo de pena de 6 años de prisión. En esta figura, el agresor presupone que va a provocar una lesión, pero no de gravedad, aunque el medio utilizado debía hacer prever un desenlace más grave. 

Y por último, la figura que impulsa el defensor, que en caso de no prosperar la absolución pedirá una figura menos grave, de homicidio culposo en exceso de la función policial, que tiene un máximo de 5 años de prisión pero empieza desde penas mucho más leves, que podrán resultar excarcelables al momento de una sentencia. 

El jueves 21 de abril, cuando se reanude el juicio, se espera la declaración de la médica forense, los empleados de seguridad del Draw Pub y funcionarios policiales, entre otros testimonios que seguirán produciéndose durante gran parte de la semana próxima, ya que se estima no menos de siete jornadas de audiencias.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!