Efectivos de la Policía Bonaerense detuvieron el sábado al cantante de la agrupación Malagata, Lucas Giménez, luego de ser acusado de abusar sexualmente de dos nenas  de su familia.  Las jóvenes tienen hoy de 14 y 15 años, pero habrían sido abusadas desde que tenían 6.

La denuncia fue hecha en mayo de 2018. Fue la propia madre de las menores la que se presentó en la Justicia platense cuando sus hijas D. y L. le manifestaron que Giménez supuestamente abusaba de ellas en reiteradas ocasiones desde hacía ya algunos años, según información policial a la que accedió Infobae.

La investigación del hecho quedó en manos del fiscal Marcelo Martini, a cargo de la UFI N° 3 de La Plata que, en los últimos días solicitó la detención de Giménez. Los resultados de informes médicos y las declaraciones recientes de las propias víctimas en cámara Gesell fueron lo que complicó gravemente su situación en la causa. La narrativa del caso es sumamente similar al expediente en que se vio involucrado el futbolista Jonathan Fabbro, condenado a 14 años de prisión en septiembre de 2019 por abusar sexualmente de su propia ahijada desde que tenía 6, con una denuncia formulada cuando la menor tenía 12.

Así fue que este sábado, efectivos de la Sub DDI de Berisso que fingían ser fanáticos del grupo esperaron la llegada de la banda en la puerta del estudio donde se graba el clásico programa de la movida tropical, Pasión de Sábado, en el partido de Avellaneda.

Esa tarde, Giménez tenía programada una participación con el grupo en el programa que él mismo había promocionado a través de sus redes sociales. Cuando llegaron a la entrada del estudio, los efectivos esposaron al cantante y lo detuvieron.

Giménez, que es hijo de “Juancy”, uno de los miembros históricos de la banda, ocupaba desde 2015 el puesto que antes ocuparon artistas como Antonio Ríos, Sebastián Mendoza y Daniel Agostini. El guitarrista Reynaldo Valverde es el único que se mantiene de la formación inicial de 1990.

Durante el fin de semana, los miembros del grupo guardaron silencio por la detención de su líder. El domingo a la medianoche, sin embargo, Malagata publicó en sus redes sociales un mensaje que desvinculaba a Lucas Giménez de la agrupación.

“Informamos a todos nuestros seguidores, el público en general y los medios de comunicación que por problemas personales Lucas Giménez no continuará siendo el cantante del Grupo Malagata”, escribieron y agregaron: “Seguiremos adelante como hace más de 32 años”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!