RÍO GALLEGOS (ADNSUR) – JP es un bailarín de la ciudad de Río Gallegos, que desde el 5 de enero está detenido la Comisaría Primera, acusado de haber intentado abusar de una mujer en una juntada con amigos y que, a partir de esa primera denuncia, comenzaron a aparecer muchas más.

En los últimos días, el Juzgado de Instrucción N° 1 ordenó procesarlo con prisión preventiva por seis causas de abuso intrafamiliares y extrafamiliares. A partir del linchamiento que se registró en la casa ubicada en Sarmiento al 100, el pasado 2 de enero, surgieron varias denuncias intrafamiliares contra el bailarín.

Estefanía fue la primera que denunció a JP, en una Fiscalía de Córdoba, indicando que el ahora procesado la había “manoseado” mientras ella dormía, cuando habían ido a participar de un festival de folclore. Cuando conoció que lo procesaron con preventiva, dijo que: “Me sentí muy feliz, contenta. Menos mal la Justicia actuó y no se tuvo que llegar a la justicia por mano propia, hoy me quedo más tranquila”.

Por su parte, Vanesa es prima de JP, y lo denunció por haber abusado de su hija. Quiso ser más cautelosa e indicó: “Quiero asesorarme bien primero, siento intranquilidadporque no estoy segura que quede detenido. Ojalá se pudra en la cárcel y que no salga más”, dijo.

Sofía fue la primera en la familia que se animó a contar lo que el bailarín le hizo durante años, y el pasado 14 de enero formalizó la denuncia en una comisaría del norte de la Patagonia: “Ojalá que le den muchos años, ahora estoy mejor”, aseveró a La Opinión Austral.

Y Roxana, la madre de otra víctima del bailarín, dijo: “Tenemos un poco de tranquilidad y felicidad, esto es lo que queremos. Que se quede detenido, que llegue el juicio y que podamos cerrar esta etapa. Las publicaciones y la presión social fueron necesarias para que lo dejen detenido”.