CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Un video de una cámara de seguridad del municipio de Villa Gesell captó cuando varios de los acusados del crimen de Fernando Báez Sosa festejan y se abrazan en el momento posterior al crimen. Uno de los abogados de la familia de la víctima adelantó que utilizará esa prueba para pedir que se sume el agravante de "homicidio por placer" contra los imputados.

Fabián Améndola, uno de los letrados de la familia de Báez Sosa, confirmó a la agencia Télam que el video consta en la causa y que se trata del registro de una de las cámaras de seguridad ubicada a pocos metros del boliche Le Brique, de la localidad balnearia. Es "una imagen posterior al hecho" en la que se observa a los agresores "a pocos metros del lugar" en donde sucedió la pelea, y en que se ve como "festejan" y "se abrazan", detalló el letrado al canal Crónica TV.

"Muestran realmente el placer, el goce que les causó haber terminado con la vida de Fernando. No tengo ninguna duda de que también acá va a jugar el agravante por el homicidio por placer", sostuvo Améndola, en relación al pedido que analizan llevar a cabo como particulares damnificados en cuanto a la acusación que pesa sobre los diez jóvenes de Zárate.

También dijo que están trabajando para hacer una presentación sobre los hechos que entienden "que están probados", cual es la participación que cada uno de los diez que por ahora están detenidos y cuál es la calificación legal que creen que "tiene que tener la causa".