COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Tras el ataque de cinco hombres a Lucas Giannone ocurrido en Sarmiento el sábado, dos soldados que participaron de la golpiza fueron identificados. La policía había allanado el destacamento militar que echó de la fuerza este martes a los involucrados en el violento episodio. En el lugar, los investigadores secuestraron prendas con sangre y teléfonos celulares.

El Ministerio Público Fiscal de Sarmiento imputará en las próximas horas a los dos soldados voluntarios y a los otros tres hombres que atacaron en manada a Lucas Giannone, de 22 años, el sábado a la madrugada a la salida de un boliche.

El joven fue hallado tirado, inconsciente y con su cabeza inflamada a unos 250 metros del boliche “X Bar”, al que había ido con un amigo, y a unos 200 metros de la comisaría, en pleno centro de Sarmiento. De inmediato fue trasladado al Hospital Regional, en donde quedó en coma en terapia intensiva. Afortunadamente, el joven se recupera en forma favorable. Tal como anticipó ADNSUR, él mismo contó en redes sociales que lo pasaron a una sala común.

Según informó Con Sello Patagónico, uno de los soldados es oriundo de Salta y el otro, de Buenos Aires. Este martes fueron notificados de la baja de la fuerza mientras que en los próximos días serán sometidos a la audiencia de formalización de la investigación, según fuentes oficiales.

Los fiscales esperan los certificados médicos para encuadrar el grave delito que se originó por una discusión en el interior del boliche al que concurrió Giannone y el grupo que después lo golpeó.

Policías de la comisaría local y de la División Investigaciones de Sarmiento realizaron pesquisas y entrevistas para determinar las circunstancias y mecánica del hecho. Según creen, los atacantes planearon la emboscada contra la víctima y su amigo ya que tras retirarse del boliche, los siguieron hasta interceptarlos en la calle y los golpearon, siendo cinco contra dos. 

 El mismo sábado se realizaron tres allanamientos, los cuales se extendieron hasta el domingo a la madrugada; se identificó a los agresores y se secuestraron de prendas de vestir con manchas de sangre y teléfonos celulares.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!