RAWSON (ADNSUR) - Tres agentes que cumplían funciones en la Agrupación Comando –Escalafón General de la Policía del Chubut fueron echados de la fuerza por el Gobierno provincial.

Se trata de los agentes Nahuel Bidera Arévalo, Williams Bertini Salinas y Pamela Barragán, quienes están acusados de participar de diferentes delitos de gravedad, entre ellos el robo de la camioneta del  extitular de la Unidad Especial de Investigación del atentado a la AMIA, Mario Cimadevilla.

Según se informó, el ministro de Gobierno de la Provincia, Federico Massoni, estableció la ‘destitución por cesantía’ de 3 efectivos policiales que acumulaban cargos por graves ‘estafas en la venta de automotores’ que se agregaron a los sumarios administrativos internos donde acumulaban excesos en los días de arrestos, abandono del servicio, entre otras faltas internas.

El texto del decreto –rubricado por el Gobernador Arcioni- afirma que ‘se probó la responsabilidad de los agentes Nahuel Bidera Arévalo (27 años), Williams Bertini Salinas (27 años) y Pamela Barragán (28 años) quienes no mantuvieron –en la vida pública y privada- el decoro que impone su función dejando en evidencia su responsabilidad y proceder lo que afecta gravemente la disciplina y prestigio de la repartición’. Los 3 empleados policiales revestían en la Agrupación Comando –Escalafón General de la Fuerza Policial.

Tanto el comisario general Miguel Gómez (Jefe de Policía) como el comisario general Néstor Gómez Ocampo (Subjefe de Policía) señalaron que “seremos muy contundentes con aquellos que cometan delitos dentro de la Fuerza y ensucien el honor del resto de los compañeros que trabajan con un gran compromiso en la Seguridad de nuestros vecinos y ponen sus vidas en riesgo. Calificamos a estas personas como delincuentes infiltrados en la Policía. Estuvieron involucrados en delitos resonantes como el robo de la camioneta del ex - senador Mario Cimadevilla y evitaron que las investigaciones prosperen -entre otros casos- donde tuvieron una participación protagónica. Todo está –absolutamente- comprobado”.

El Área de Asuntos Internos y de Investigaciones llevaron adelante todas las medidas en relación con este caso que impulsó el ministro de Gobierno, Federico Massoni, con esta ejemplar decisión.