VILLA GESELL - Verónica Zamboni, la fiscal que investiga la muerte de Fernando Báez Sosa a mano de 11 rugbiers resolvió imputar a dos de ellos como coautores del hecho y al resto como partícipes necesarios en el crimen. Los primeros son Máximo Thomsen y Ciro Pertussi, quienes figuran como responsables directos.

En la carátula de la causa, se acusa a los deportistas de “homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas”. Este delito prevé la prisión perpetua como pena.

Los involucrados estarán alojados en las comisarías nr. 2 y 1 de Villa Gesell y Pinamar respectivamente. No obstante, la Justicia ya solicitó su traslado a la cárcel.

Los rugbiers imputados en la causa

Máximo Pablo Thomsen (20) es hijo de la secretaria de Obras Públicas del municipio de Zárate, la arquitecta Rosalía Zárate. Los hermanos Pertossi, Ciro (19) y Luciano (18), son hijos de una docente y de un jefe de la automotriz Toyota. Su primo Lucas Fidel Pertossi (20) también se encuentra detenido.

En tanto, Alejo Milanesi (20) es hijo de una docente y de un profesor de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN). Mientras que Juan Pedro Guarino (19) es hijo de un médico. Los otros detenidos son Matías Franco Benicelli (20), Ayrton Michael Viollaz (20), Enzo Tomás Comelli (19) y Blas Cinalli (18). Pablo Ventura (21) fue el último detenido.