La víctima no pudo defenderse del repentino y desigual ataque y terminó en el suelo, golpeada, mientras las dos sospechosas se dieron a la fuga. Ya reincorporada y buscando pedir ayuda, la mujer encontró a un patrullero de la Seccional Séptima que pasaba y les hizo señas para que se detengan. A los policías les relató lo ocurrido y dio características de las jóvenes, por lo que los uniformados salieron a buscarlas.

En la esquina de María Concilia y Santa Clara, vieron a las mujeres que al notar la presencia policial comenzaron a correr. No obstante lograron interceptar a una de ellas, que fue trasladada a la comisaría e identificada como Micaela Ortellado (21). La joven dijo ser niñera, pero ya registra detenciones previas en distintas comisarías locales por hechos de arrebatos de celulares y carteras y por algunos hechos de ratería en distintos comercios.

Según destaca Diario Crónica, Ortellado quedó detenida a disposición de la justicia y al mediodía del martes esperaba presentarse ante el juez en una audiencia de control de detención. Su acompañante se dio a la fuga y se sería ella quien tendría la cartera de la víctima.