COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - En horas de la mañana del lunes se desarrolló en sede de los tribunales penales ordinarios la audiencia de control de detención y apertura por un hecho acontecido el pasado 29 de julio del presente año que tiene como imputado a Mariano Cárdenas y como víctima a Mariano Ledesma. La fiscal solicitó se le formalice el hecho y se dicte su prisión preventiva, en tanto que el defensor se opuso a ello requiriendo su arresto domiciliario y subsidiariamente su prisión preventiva con salidas laborales. Finalmente el juez penal resolvió formalizar la investigación en su contra y dictar su prisión preventiva por dos meses.

El acto fue presidido por Alejandro Soñis, juez penal; por el Ministerio público Fiscal se hizo presente Camila Banfi, fiscal general; en tanto que la defensa del imputado fue ejercida por Alejandro Fuentes, abogado particular del mismo.

En un primer momento la fiscal hizo referencia al hecho a investigar cuando el pasado 29 de julio del presente, siendo aproximadamente las 21.00hs. el imputado Mariano Cárdenas se acerca a un domicilio situado en calle Las de Barranco, del barrio Ceferino, llama a la puerta. Al momento de atender la víctima Mariano Ledesma, Cárdenas extrae un arma de fuego calibre 380, y con claras intenciones de darle muerte, efectúa al menos tres disparos contra la humanidad de la víctima. Luego dos disparos más en forma intimidatoria contra el hermano de éste. Seguidamente se aleja del lugar, en tanto que la víctima tuvo que ser intervenida y se encuentra internada en terapia intensiva con pronóstico reservado. Calificando provisoriamente el hecho como “homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en grado de tentativa; en concurso real con abuso de arma, respecto del hermano de la víctima”.

Foto fuente: MPF

El imputado por su parte hizo uso de su derecho a declarar negando su participación en el mismo, argumentando que “al momento del hecho yo estaba trabajando. Fui a dejar a un compañero de trabajo y después me fui a mi casa”.

Por su parte el defensor no cuestionó el inicio de la investigación pero si la autoría en cabeza de su pupilo.

Seguidamente Banfi requirió se declare legal la detención de Cárdenas y se dicte su prisión preventiva por el término de dos meses, al igual que el plazo de investigación. Ello basado en la existencia de los peligros procesales de fuga y entorpecimiento de la investigación. Respecto de las manifestaciones del imputado argumentó que “no satisface ya que no hay posibilidad de comprobarlo, hasta ahora”. Finalmente la fiscal mencionó “las características graves del hecho, un ataque a quemarropa bastante violento”.

Por su parte el defensor sostuvo que no se dan los peligros procesales de fuga y entorpecimiento, ni tampoco la probabilidad de autoría. Su defendido tiene trabajo y domicilio fijo y estable. No se da el peligro de fuga ya que desde el momento en que se entera que estaba en su casa la Brigada, y lo estaban buscando, se entrega en forma voluntaria. Solicitando su arresto domiciliario; y subsidiariamente su prisión preventiva con permiso de salidas laborales.

Finalmente el juez penal resolvió declarar legal la detención, considerando que con su declaración el imputado trata de mejorar su situación procesal. Consideró que hay indicios de presencia y participación del imputado en el hecho, y por tanto dictó su prisión preventiva por el término de dos meses en base a la gravedad del hecho y los peligros procesales de fuga y entorpecimiento de la investigación. Finalmente dio por formalizada la apertura de investigación por el hecho y la calificación esgrimida por la fiscal, dando por anoticiado del mismo al imputado y por asegurada su defensa técnica.