Este domingo, cerca de las 4.40 de la madrugada, la policía del Chubut desarticuló una fiesta ilegal que se realizaba en una casa ubicada en la calle Libertad al 400, en la localidad de Esquel.

En el encuentro clandestino participaban alrededor de 150 jóvenes, el cual había sido organizado por dos mujeres mayores de edad, que aseguraron tener el permiso de sus padres.

Esquel: desarticularon una fiesta clandestina con casi 150 jóvenes


En el momento de desalojar el lugar, el hermano de las organizadoras se quiso oponer a esto y por ese motivo fue detenido por los agentes policiales.

Tweet de pretty

Y a raíz de la grabación se inició una investigación interna para determinar si hubo un exceso del personal policial interviniente, indicó Radio 3 Cadena Patagonia.