BUENOS AIRES (ADNSUR) - Un hombre de 70 años que se llevaba sin pagar queso, aceite y un chocolate de un supermercado de San Telmo murió de un infarto como consecuencia de la paliza que le dieron dos custodios del local.

El episodio ocurrió el viernes último al atardecer. Según los testigos, la golpiza fue dentro del supermercado pero luego lo dejaron tirado a media cuadra, y ya había fallecido cuando llegó la ambulancia. Los dos presuntos agresores están detenidos, acusados de homicidio.

Los golpes comenzaron dentro del local y delante de mucha gente, pero nadie intervino. Luego, en la calle, se acercaron vecinos que identificaron al anciano y contaron que sufría demencia senil: se llamaba Vicente Ferrer y tenía 70 años, informó Nueva Ciudad.

El caso es investigado por el juzgado Criminal y Correccional 33 a cargo de Darío Osvaldo Bonanno. Según publica Página/12, el cuerpo de la víctima fue retirado por una hija suya que vive en Alemania y que viajó a Buenos Aires al ser notificada de lo sucedido.