COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Tras la decisión de prisión domiciliaria para Natalia Mc Leod, esposa de Diego Correa involucrada en la causa Embrujo, el fiscal Omar Rodríguez consideró en ADNSUR que “el fallo en lo central está bien”. Afirmó que “no vamos a apelar. No tenemos argumentos para pedir una revocación”, excepto que haya "elementos que entorpezcan la investigación".

Jueces Moreno y Zaratiegui resuelven prisión domiciliaria para Mc Leod. Foto: @natiaferrari.

Rodríguez afirmó que “creo que el fallo en lo central está bien porque resuelve la cuestión en base al principio de igualdad. Dentro del proceso hay una persona con una situación y merece una aclaración: no es que consentimos la prisión domiciliaria de (otra de las imputadas en la causa, Daniela) Souza abiertamente -aclaró-, sino que tuvimos que consentir la medida de coerción morigerada por el marco de un habeas corpus se le había otorgado”.

Además, remarcó que “la situación que nosotros en su momento criticamos desde lo legal porque interpusimos varios recursos que no nos dieron la razón, criticamos la resolución porque entendimos que se metió en cuestión natural al otorgar prisión domiciliaria con salida a un terapeuta sin restricción y consideramos que eso era un agravio y por eso lo impugnamos”.

Cuando venimos a la audiencia y discutimos las medidas de coerción, no tenemos argumentos para decir al juez que vuelva a ingresar a Souza a un centro de detención porque esa medida resultó idónea en los hechos porque no hizo nada para revocar la medida. Indudablemente los jueces hoy están atados a una situación donde hay dos personas con distintas situaciones”, sostuvo.

"Creo que los fallos son lógicos. No vamos a apelar; si con estas medidas de coerción morigeradas ambas no incumplen la medida, no tenemos argumentos para pedir una revocación", dijo y aclaró que "si existen elementos que entorpecen la investigación, sí vamos a pedir que regresen a un lugar donde se neutralicen los peligros procesales”.

A su vez, planteó el “arresto domiciliario con pulsera electrónica, en caso de no haber, habrá custodia permanente en la casa donde estará alojada”.