RÍO GALLEGOS (ADNSUR) - Lo hizo el Bloque del Frente para la Victoria-Partido Justicialista, mediante un Proyecto de Resolución. Denuncian que se está utilizando al “Poder Judicial y a las Fuerzas de Seguridad, como modo de persecución a la oposición política”, en el contexto de la crítica situación que se vive por estas horas en la Cuenca Carbonífera, a la vez que alertan sobre “los atropellos a las instituciones y a las garantías mínimas de cualquier proceso judicial”.

El Bloque del Frente para la Victoria – Partido Justicialista, presentó ayer un Proyecto de Resolución repudiando “enérgicamente la utilización del Poder Judicial y de las Fuerzas de Seguridad, como modo de persecución a la oposición política, ejercida institucionalmente por decisión del mandato popular”, como así también requirieron “a las instancias judiciales superiores, al Juez Federal Luis Rodríguez, la inmediata liberación del Intendente electo Atanasio Pérez Osuna, detenido arbitrariamente, dado que no existen elementos procesales que justifiquen el dictado de su prisión preventiva, garantizando un proceso judicial que respete las garantías constitucionales”.

Dicho proyecto, que lleva la firma de los Legisladores se basa en que “el proceder del Juez Federal a cargo de la causa, ha privado al Intendente de toda posibilidad de ejercer su legítimo derecho a defensa”, explicando luego que “la decisión de detenerlo ha sido adoptada en un estado de desarrollo de la instrucción, en la que no existe ningún tipo de elemento que haga peligrar la investigación por parte del Intendente, y/o que se pueda presumir que intentará eludir el accionar de la Justicia, en caso que existiesen elementos que hagan necesaria su detención, y que a la fecha no existen”.

Además, sostiene que “el contexto en el que se ha ordenado la detención de Pérez Osuna, hacen que la decisión judicial deba ser tachada de ilegítima, toda vez que surge evidente su intencionalidad política”, resaltando que “desde el arribo de CAMBIEMOS al Gobierno Nacional se vienen adoptando decisiones judiciales de similares características, dónde el debido proceso y el principio de inocencia brillan por su ausencia, dando paso a la persecución judicial de la oposición política”.

Foto: La Opinión Austral

“La utilización del Poder Judicial para estigmatizar dirigentes” – señala el proyecto – “no es una novedad, ni un brillante descubrimiento del macrismo. Es un mecanismo muy utilizado en nuestra región, dónde a través de denuncias judiciales se busca desacreditar o proscribir rivales políticos”, considerando luego que “este entramado que el Poder Judicial viene estableciendo con los medios de comunicación, tiene como fin último operar contra los procesos populares y lograr un disciplinamiento social, con la intención de proscribir y/o desacreditar rivales políticos a través de denuncias judiciales y mediáticas”.