RAWSON - Se trata del número provincial 137 que fue puesto en funcionamiento en marzo de este año para asistir y asesorar a las víctimas. Estela Hernández marcó que nadie atiende el teléfono. La directora de Género de la provincia contestó: “Nadie está jugando con esto, yo lo padecí durante 21 años”.

Las declaraciones en plena sesión de la diputada del Frente para la Victoria, Estela Hernández, advirtiendo que no estaba en funcionamiento la línea provincial 137 para denunciar casos de violencia de género, causó un importante alboroto en el Gobierno, que rápido salió a desmentirlo.

En la sesión de Legislatura y uno de los proyectos aprobados fue la obligatoriedad de exhibir los números de emergencia en locales comerciales, oficinas públicas, instituciones educativas y deportivas. Hernández tomó la palabra y aseguró que “sería bueno que se haga algo porque la línea provincial 137 (incluida dentro del proyecto sancionado) no funciona”.

La legisladora aseguró que al hacer el llamado no hay nadie del otro lado. La línea provincial, que sólo existe en otras dos provincias del país, fue lanzada por el Gobierno Provincial para la asistencia, acompañamiento y contención de las víctimas.

Apuntó Hernández que se había dicho que “iba a estar todo un equipo idóneo para realizar estas tareas, y no ocurre nada de esto”. Incluso mencionó que previamente habían probado si la línea estaba activa. Afirmó que en un primer momento la línea derivaba a los celulares de dos o tres funcionarios “que tampoco se sabe si estaban capacitados”. Y agregó: “Evidentemente esta modalidad la habrán dejado de hacer porque una persona no puede estar las 24 horas atendiendo”.

Quien salió a desmentir rápidamente a la legisladora del FpV fue la propia ministro de Familia, Leticia Huichaqueo. A través de su cuenta de Twitter, expresó: “Como siempre tan desinformada la diputada Estela Hernández. La línea 137 es atendida por Dirección Pcial. de Género a cargo de Adriana Partuchi”.

Jornada se comunicó con la titular de la Dirección de Género, Adriana Partuchi. “La línea se está atendiendo de forma normal, las 24 horas”. Contó que hay un equipo de 8 profesionales que hacen guardias rotativas, con personal de Educación y Familia.

Partuchi se mostró sorprendida por los dichos de la diputada: “Tengo un gran compromiso. Nadie está jugando con esto y menos que nadie yo. Los que me rodean me conocen. Soy una mujer que padeció violencia de género durante 21 años”.

La profesional aseguró que dentro del equipo hay un abogado, un psicólogo, asistentes sociales y administrativos. “Una vez recibida la llamada, se toma nota y se asesora a la persona acerca de si puede ir a la Comisaría de la Mujer, a la Fiscalía y demás”.

Asimismo, manifestó que el programa está en coordinación con todos los municipios. “Hay un referente en cada localidad con el cual nos comunicamos para que sigan de cerca cada uno de los casos”.

Por su parte la ministro de Familia adelantó que en el transcurso de las próximas semanas se firmarán contratos para incorporar nuevos operadores.

Además de la línea 137, hoy por hoy existe para todo el país el 144.

PAMI Y EL EMPLEO

El jueves en forma conjunta los diputados aprobaron un proyecto de declaración para que senadores y diputados nacionales en conjunto con el Poder Ejecutivo gestionen ante el PAMI la institución nacional pague la deuda que mantiene con el Colegio Médico de la Provincia en Comodoro la cual se acumula desde 2016, y ya suma 5 millones de pesos.

Por otra parte, volvió a surgir el debate en torno al empleo, tras el cierre de la Pepsi en Trelew. El diputado José Grazzini expresó que “lo que se tiene que discutir es lo que está pasando con los puestos de trabajo. Debemos solucionarlo”.

Aseguró que de acuerdo a los datos de INDEC, a diciembre de 2016 se perdieron cerca de 5.000 puestos de empleo formales, mientras que sólo en la construcción hay cerca de 1.000 empleados sin actividad.

Mencionó la situación por la que atraviesan las textiles de Trelew y aseguró que “ya ni siquiera hablamos de radicación de nuevas empresas, sino de mantener las pocas industrias que aún quedan en Chubut”.

El diputado y dirigente petrolero, Carlos Gómez, aseguró que existe una situación crítica en la Cuenca San Jorge, asegurando que existe la posibilidad de despido de otros 180 trabajadores por parte de San Antonio Internacional.

A su vez, indicó que “Tecpetrol para reactivar un equipo puso la condición de despedir a 254 familias. Nos están tomando el pelo y esto tiene un límite”. Adelantó una situación de conflicto: “Habrá una respuesta inmediata de los sindicatos y el gobernador. Esperamos por la respuesta que tengan las operadoras y Nación”.

Fuente: Diario Jornada