RUSIA - Una mujer está acusada de negligencia maternal por esconder a su pequeña hija en un armario y dejarla al borde de la muerte por inanición en la ciudad rusa de Kárpinsk. A principios de año se separó de su marido y dio a luz a su hija menor sin asistencia médica, tras lo cual dijo que la pequeña había muerto.

La menor fue hallada por unas amigas de la madre durante una visita a su casa. Tras escuchar unos ruidos extraños, abrieron el armario y vieron dentro de un bolso a la niña con evidentes signos de inanición.

"Ya estaban borrachas, empezaron a llorar, a filmar a la bebé y a preguntarle a la madre que cómo era posible, que por qué la niña tenía que sufrir tanto", comentó un testigo al medio local E1.

Tras tomar varias fotos y videos a la pequeña, se la llevaron del domicilio y dieron aviso a la Policía.

La nena fue internada en un hospital, donde fue diagnosticada con una hipotrofia de tercer grado, mientras que los médicos sospechan que pueda sufrir otras enfermedades graves. Su madre Yulia, de 37 años, fue trasladada a una clínica donde examinarán su salud mental.

Por el momento la mujer está acusada de negligencia maternal. Tiene otros dos hijos, un niño de 13 años y una niña de 3.

Según comentaron los vecinos, ocultó a la beba durante meses sin darle comida, aparentemente esperando que muriera de hambre. Creen que la chiquita logró sobrevivir gracias a su hermano, que le daba de comer a escondidas.