TRELEW (ADNSUR) - El viernes 1° de Enero, Melisa Pereyra, dormía junto a sus dos hijas, de uno y dos años, en su casa del barrio Telefónico de Trelew cuando su ex pareja, Alan Guenuer, ingresó y la atacó con un cuchillo para luego fugarse.  Horas después, el joven se entregó en una dependencia policial .

Este lunes fue sometido a la audiencia de detención por tentativa de femicidio.  Le dictaron seis meses de prisión preventiva mientras se desarrolla la investigación y una prohibición de acercamiento de sus familiares a la familia de la víctima.

Durante la audiencia, el abogado del imputado no negó el ataque, sin embargo,  manifestó que le parecía desmedido que se le dicte prisión preventiva, ya que su defendido no tiene antecedentes.

Asimismo, según publica Jornada, la defensa argumentó que el joven desconocía los pedidos de captura por parte de la Policía y que cuando apareció en los medios sociales se comunicó con el padre para después entregarse. Sin embargo, la justicia resolvió la prisión preventiva por seis meses por la gravedad del hecho. 

Cómo fue el ataque que se le imputa

El hecho ocurrido el 1 de enero entre las 10 y las 11 de la mañana en una vivienda ubicada en la calle Lualdi Nº 264 del barrio Telefónicos de Trelew. Según el relato de la fiscal, Guenuer llegó a la casa de su expareja  Melisa Pereira - de la cual hace seis meses  que está separado- con el objetivo de ver a sus hijas en el marco de un régimen de visitas.

La mujer habría advertido que se encontraba en estado de ebriedad y le habría impedido su ingreso, lo que dio motivo a una discusión y posterior agresión. De acuerdo a lo informado por la Dra. Marín, en un intento por protegerse a ella y a sus hijas la mujer ingresó en una habitación, pero el acusado habría irrumpido en el lugar y habría iniciado el ataque con un cuchillo a su expareja, quien ese momento tenía en brazos a su pequeña hija de un año y medio.

Tras provocarle puntazos y cortes en las extremidades y el tórax, la agresión cesó cuando llegaron al lugar un tío de la mujer, su hermano y su padre.  Guenuer se escapó por los techos de viviendas linderas y a raíz de las lesiones sufridas la mujer se descompensó y debió ser operada en el hospital zonal por un neumotórax, en tanto que la pequeña hija de la pareja sufrió un corte en uno de sus dedos que fue certificado por personal médico.

La fiscalía sostuvo que de acuerdo a los testimonios recogidos por personal de la brigada de investigaciones entre familiares de la víctima, las agresiones ya habían ocurrido en un marco de pareja conflictiva, en la cual Guenuer manifestaba “desprecio por la condición de mujer” de Pereira, sometiéndola a una constante denigración, incluso delante de sus dos hijas.

La calificación legal escogida por la acusación fue de tentativa de homicidio doblemente agravado por la condición de pareja y haberse cometido en un contexto de violencia de género. Al hombre también le imputan las lesiones contra su hija de un año y medio, y en ese marco fue que se pidió la apertura de investigación y una medida de prisión preventiva hasta el fin de ese plazo.