COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR)- Este sábado, el fiscal solicitó que se formalice el hecho investigado en su contra bajo la calificación legal provisoria de “homicidio en grado de tentativa agravado por el uso de arma de fuego” y se dicte su prisión preventiva. Por su parte la defensa se opuso a la formalización y al mantenimiento de la medida de coerción.

La audiencia fue presidida por el juez penal Mariano Nicosia; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente el fiscal general Marcelo Cretton; en tanto que la defensa del imputado fue ejercida por María de los Ángeles Garro, defensora pública.

En un primer momento, el fiscal solicitó que se declare legal la detención del imputado ya que la misma fue otorgada por un Juez penal competente.

Además, se refirió brevemente al hecho ocurrido el pasado 28 de abril del presente año, cuando el imputado Germán Figueroa se dirigía a bordo de un Renault Logan hacia la calle 853, en intersección con Código 474 del barrio Abel Amaya.

Al llegar, descendió del vehículo y persiguió a pie a la víctima, Carlos Figueroa. Sobre la calle 475, a la altura del Número 230, extrajo entre sus prendas un arma de fuego y le efectuó un disparo a la altura de la cabeza y en la espalda, para posteriormente darse a la fuga del lugar a bordo del vehículo mencionado.

La víctima tuvo que ser intervenido quirúrgicamente, encontrándose actualmente internado en el Hospital Regional, con estado de salud crítico.

Por este motivo, el fiscal calificó provisoriamente el hecho descripto como “homicidio en grado de tentativa agravado por el uso de arma de fuego” en calidad de autor para Germán Figueroa. Seguido, Cretton requirió el plazo de Ley de 6 meses, para concluir con la investigación; y dispuso la prisión preventiva del imputado por el término de 4 meses en base a la existencia de elementos de convicción para tenerlo como probable autor del hecho, la gravedad del mismo; y los peligros procesales de fuga y entorpecimiento de la investigación.

En contraposición, la defensora no se opuso a la legalidad de la detención, pero si cuestionó la autoría del hecho en cabeza de su pupilo ya que los elementos de convicción, a su entender, no son suficientes.

Finalmente, el juez penal resolvió declarar legal la detención del imputado, dando por formalizado el hecho en su contra, por anoticiado del mismo y por asegurada su defensa técnica refiriéndose a la gravedad del hecho acontecido en la vía pública, que puso en peligro la vida de otras personas y el estado delicado en que se encuentra la víctima. Bajo este marco, dictó el plazo de tres meses de investigación y prisión preventiva para el imputado Germán Figueroa.