COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Este viernes por la mañana se concretó en los tribunales penales del barrio Roca la audiencia de control de detención y apertura de la investigación por el homicidio de Martín Nahuelquir, a quien encontraron muerto en el techo de su casa del barrio Máximo Abásolo el pasado lunes.

Martín Quiroga fue imputado provisoriamente por “homicidio agravado por el uso de arma de fuego” en calidad de autor. La fiscal solicitó se dicte su prisión preventiva por el término de dos meses.

En contraposición, el defensor sostuvo que “es prematuro sindicar a mi asistido como autor” del hecho, por lo cual requirió “su libertad con prohibición de acercamiento a testigos”.

La audiencia fe presidida por Daniela Arcuri, jueza penal. Por el Ministerio Público Fiscal se hicieron presentes Cecilia Codina, fiscal general y Eve Ponce, funcionaria de fiscalía; en tanto que la defensa de Quiroga fue ejercida por Mauro Fonteñez, abogado particular del mismo.

Homicidio, detención y allanamientos

El hecho se produjo el pasado 26 de agosto, cuando cerca de las 22 horas, un grupo de personas, en virtud de haber tenido una pelea previa con la familia Nahuelmir, arroja piedras contra la propiedad de ésta última familia.

Martín Nahuelmir se sube al techo de su casa arrojando objetos contra este grupo, cuando arriba al lugar Martín Quiroga con un pasamontañas que cubría parte de su rostro –pero se podía ver su pelo largo- y portando un arma de fuego, efectúa varios disparos impactando uno de ellos en el cuerpo de la víctima.

Quiroga fue detenido este jueves, a tres días del hecho, por personal policial de Operaciones, Brigada de Investigaciones, GEOP e Infantería. Se hicieron 10 allanamientos en la extensión del barrio Abásolo y se secuestraron teléfonos celulares, prendas de vestir y otros elementos de interés para la causa.

Preventiva por 15 días

Asimismo la fiscal requirió el plazo de seis meses de investigación y se declare legal la detención del imputado ya que la misma fue realizada por orden del juez penal competente. La fiscal Codina también solicitó la prisión preventiva de Quiroga por el término de dos meses en base a la existencia de elementos de convicción suficientes para tenerlos como presunto autor del hecho investigado, las circunstancias gravísimas del hecho y la existencia de los peligros procesales de fuga y entorpecimiento de la investigación.

En contraposición el defensor no cuestionó la legalidad de la detención, ni objetó el plazo de investigación; pero sostuvo que “la imputación a mi asistido es prematura”, admitiendo la existencia de conflictos previos entre familias, pero no la de elementos de convicción suficientes para sostener la autoría de Quiroga en el hecho. Negando la existencia de los peligros de fuga y entorpecimiento y que el primero puede alejarse con presentaciones semanales ante la autoridad judicial.

La jueza declaró legal la detención del imputado, autorizó la apertura de la investigación y la calificación propuesta por la Fiscalía, decretando la prisión preventiva por 15 días.