TRELEW (ADNSUR) – El hecho ocurrió el viernes pasado en la localidad cordobesa de Alta Gracia, cuando cuatro sujetos cometieron un violento asalto a una joyería. Uno de los detenidos es Mario Wenceslao Álvarez, con frondoso prontuario de robos y asaltos en nuestra provincia.Fueron trasladados a una cárcel.

El pasado viernes cuatro personas, una de ellas armada, ingresaron en una joyería de la ciudad cordobesa de Alta Gracia y asaltaron el lugar, pero tras una rápida intervención y una persecución cinematográfica, la policía logró dar con los cuatro sospechosos, de los cuales dos son oriundos de Chubut.

El hecho fue perpetrado en la Joyería “Allende”, ubicada en la calle España al 200, en pleno centro de Alta Gracia y a pocos metros de un destacamento policial. Minutos después de cometido el hecho se inició una intensa persecución por el camino rural que lleva a la localidad de San Carlos y en su huida los malvivientes chocaron contra un montículo de tierra e iniciaron su escape a pie.

En la fuga intercambiaron disparos con la policía y dos de ellos fueron capturados en tanto que los otros dos aprovecharon una tormenta de tierra y los pajonales del lugar para escabullirse de los uniformados.

Los dos primeros detenidos fueron identificados como dos personas radicadas en Córdoba, aunque uno de ellos sería oriundo de Río Negro. El vehículo en el que se desplazaban era un Ford Focus color blanco que había sido robado en Córdoba capital días antes y al que le habían cambiado la chapa patente. En el interior del rodado se encontraron herramientas de distinto tipo, desde amoladoras hasta destornilladores, todos elementos que se presume iban a utilizar en caso de tener que forzar la caja de seguridad de la joyería.

CAPTURA DE CHUBUTENSES

Foto: Diario Jornada

Horas después la policía logró dar con los otros dos sospechosos del asalto. Uno fue capturado cuando ingresaba a la localidad de Lozada, distante 30 kilómetros de Alta Gracia, mientras que el otro fue detenido minutos después cuando intentaba darse a la fuga a través de los techos de viviendas en un barrio de la misma localidad.

Ambos presentaban lesiones producto de raspaduras que se habían provocado en su huida por los matorrales de esa zona y al parecer habrían intentado robar un auto en esa localidad para continuar su escape, ya que no tenían movilidad y tampoco es una zona donde hay servicio de transporte accesible para sacarlos de la provincia.

Tras las primeras pesquisas se corroboró que ambos eran oriundos de Puerto Madryn, y se trataba de Mario Wenceslao Álvarez y otro sujeto de apellido Rodríguez. El primero tiene amplios antecedentes judiciales en nuestra zona e incluso con condenas firmes y también procesos en ejecución. Los presuntos autores del hecho delictivo fueron trasladados a la Unidad Penitenciaria de Bouwer.

ASALTO PLANIFICADO

El asalto a la joyería cordobesa fue violento, y los primeros datos de la investigación apuntan a que la participación de los chubutenses estaba vinculada a la posibilidad de “reventar” una caja fuerte que existía en el interior del local comercial.

Según se pudo saber, hace algunas semanas el comercio cambió de local y en su traslado fue visible la mudanza de una caja fuerte de importantes dimensiones, lo que habría tentado a los delincuentes para actuar y en ese sentido es que los investigadores entienden que habrían intentado dar con un especialista en el tema, tal como está considerado Mario Wenceslao Álvarez.

ARMADOS

Si bien la investigación está bajo secreto de sumario, los primeros indicios apuntan a que Álvarez y Rodríguez habrían llegado hace pocos días y se habrían contactado con los malvivientes locales antes de dar el golpe. Durante el robo, al menos uno de los cuatro ingresó armado y tras reducir y atar a los propietarios, se alzaron con joyas, relojes y dinero en efectivo, aunque la gran mayoría de esos elementos fueron recuperados luego por la Policía.

MARIO WENCESLAO ÁLVAREZ, UN PESO PESADO DEL HAMPA

Mario Wenceslao Álvarez, detenido el fin de semana en Córdoba, cuenta con un frondoso prontuario en nuestra zona e incluso hay otros integrantes de su familia que están involucrados en episodios delictivos. Su hermano Sandro purga condena por el homicidio de Fabián Bregonzi, en un hecho ocurrido hace varios años en Playa Paraná, donde un grupo de personas ultimó a balazos al joven cuando este se encontraba con su pareja dentro de un automóvil.

Pablo, hijo de Wenceslao Álvarez, fue detenido hace algunas semanas por el asalto comando a la propietaria de la Maderera Tabay de Madryn.

El primer gran hecho resonante en el historial de Mario Wenceslao Álvarez, ocurrió en 2006, cuando fue detenido por el robo a la casa de cambio “Thaler” de Puerto Madryn. En aquella oportunidad la investigación policial fue por el robo de una suma superior a los $ 380 mil pesos del interior de la agencia de cambio.

La banda había ingresado a la casa del gerente de la firma, redujo a la familia y se llevó al hombre al local céntrico, donde lo obligaron a abrir la caja fuerte para llevarse el dinero que había en el interior. La mayoría de los integrantes del grupo delictivo fueron capturados en Comodoro Rivadavia días después del hecho y finalmente Álvarez fue absuelto.

En el año 2008 Mario Wenceslao Álvarez volvió a estar en la mira de los investigadores, tras el robo perpetrado a la casa del por entonces diputado provincial y actual intendente de Puerto Madryn, Ricardo Sastre. Tras una serie de allanamientos en propiedades de este individuo se secuestraron armas que habían sido robadas en ese hecho. Por ese caso recibió una condena por el delito de encubrimiento en cinco hechos, que se encuentra firme.

Otro de los hechos resonantes en su haber y por el cual fue imputado, llevado a juicio y finalmente absuelto, tuvo que ver con el asalto a la casa del contador Eduardo Nacht, ocurrido el 30 de mayo de 2011 en Trelew. Tras ser golpeado, el hombre, de 85 años, fue operado, pero 15 días después murió. Una impronta digital en el auto de la víctima motivó la detención de Álvarez, sin embargo nunca se lo imputó por la muerte del anciano, y pese a la acusación por el robo fue absuelto.

En la actualidad, Mario Wenceslao Álvarez tiene pendiente de resolución en Trelew una causa por robo en grado de tentativa, hecho por el cual le habían dictado una prohibición de acercamiento a la víctima.

 

Fuente: Diario Jornada