la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) detuvo a un pasajero que intentó abordar en el Aeropuerto Jorge Newbery un vuelo con destino a la ciudad de San Salvador de Jujuy. Llevaba pastillas de éxtasis, troqueles de LSD y cristal, escondidas en el equipaje, la billetera y hasta en los calzoncillos.  

El detenido, de 28 años, tenía pasaje para el vuelo 5190 de la empresa Flybondi. Cuando pasó su abrigo por la máquina de rayos X los controladores advirtieron que llevaba cuatro paquetes sospechosos en los bolsillos.

Al revisarlos, sospecharon que podría tratarse de pastillas de éxtasis. Insólitamente, el propio pasajero se los confirmó. Además, les dijo llevaba más droga en el equipaje, la billetera y los calzoncillos.

Con el aval del juez Julián Ercolini, a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Nº 11 de la Ciudad de Buenos Aires, los efectivos de la PSA requisaron al hombre y verificaron que no estaba mintiendo.   

Según las fuentes, el sospechoso tenía en su poder tres paquetes más de comprimidos rosados con forma del personaje Mickey Mouse, ocultos entre dos calzoncillos que llevaba puestos y cartones LSD y una bolsita con aparente sustancia “cristal” en el interior de su billetera. 

En total, los oficiales secuestraron 700 pastillas de éxtasis; siete troqueles de LSD, un pequeño envoltorio con sustancia cristalina; 301 dólares y 2.170 pesos.

Al respecto, el director nacional de la PSA, José Glinski, señaló que "estos procedimientos nos dan indicios de la formación de mercados locales de consumo de drogas sintéticas. Tenemos antecedentes de interdicciones de encomiendas con este tipo de sustancias en provincias como San Luis, Córdoba, entre otros. Es una dinámica para prestar atención porque podemos tener a futuro mayores detecciones de este tipo en vuelos de cabotaje hacia el interior del país, que invierte un poco el orden porque siempre la mirada está en los grandes centros urbanos”. 

Además, el jefe de la PSA entendió que “el tráfico de drogas en los aeropuertos es más complejo de lo que uno cree ‘a priori’. Las sustancias sintéticas, por ejemplo, no desprenden olor y son mucho más difíciles de detectar. La diversificación del narcotráfico en este ámbito no es algo nuevo, pero estos casos no se dan de manera regular como sucede con la cocaína y la marihuana”. 

El pasajero en cuestión quedó detenido e incomunicado, a disposición del juez Julián Ercolini.

Con información de Perfil