RÍO GALLEGOS (ADNSUR) - El hombre, de unos 30 años, fue parte de un grupo de personas que se encontraban bebiendo en una esquina y comenzaron a pelear con un vecino. Tras golpearlo, uno de ellos le largó al perro, que le mordió la cara y le arrancó al oreja.

El grupo aparentemente estaba compuesto por tres personas: dos hombres de 30 años y un joven de 16, informó La Opinión Austral.

La detención fue en las calles 5 y 27, mientras el hombre intentaba escaparse por una puerta lateral del domicilio.

Personal de Bienestar Animal de la Municipalidad se llevó al perro con ayuda de los efectivos de la comisaría y personal de Infantería.

 

El herido fue trasladado al Hospital de Río Gallegos, en donde el médico le certificó lesiones graves.