CAPITAL FEDERAL - Este martes por la tarde la Policía Bonaerense detuvo a uno de los ladrones prófugos que el viernes pasado ingresaron a la casa de un jubilado, en Quilmes. En ese momento, la víctima se defendió y disparó contra los delincuentes, hiriendo de muerte a uno de ellos, identificado como Franco Moreyra, de 26 años. El jubilado estuvo dos días detenido en una comisaría, y este lunes fue beneficiado con prisión domiciliaria, procesado por homicidio.

El joven detenido integraba el grupo que llegó con fines de robo a la casa de Jorge Adolfo Ríos, de 71 años, este viernes, y que se dio a la fuga junto a cuatro de sus cómplices cuando el jubilado -que fue gopeado por los delincuentes- logró hacerse de un arma y disparó contra los intrusos, reseña Telefé Noticias.

Detuvieron a uno de los ladrones que entró en la casa del jubilado de Quilmes

Uno de los ladrones, identificado como Franco Moreyra, de 26 años, fue alcanzado por las balas de Ríos, quien se encuentra bajo arresto domiciliario tras ser imputado de "homicidio agravado por el uso de arma de fuego" por la Justicia.

Ríos había pasado dos días detenido en una comisaría, y por sus problemas de salud su familia reclamaba arresto domiciliario, algo que finalmente un juez decidió otorgarle el lunes. Además, la familia denuncia que recibe amenazas por parte de familiares o conocidos de los delincuentes. En tanto, el ministro de Seguridad de Buenos Aires, Sergio Berni, asegura que Ríos actuó en "legítima defensa".