CAPITAL FEDERAL - Un delincuente murió al recibir un balazo en la cabeza de una policía de la Ciudad que lo sorprendió cuando robaba las ruedas de un auto junto a un cómplice en el barrio porteño de Flores. La oficial quedó detenida.

Fuentes policiales informaron a Clarín que el cómplice del ladrón muerto también quedó detenido, y fue identificado como Nahuel Martín, de 24 años.

El robo ocurrió en la noche del lunes, en Pedernera e Ignacio Rodríguez, en medio del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus.

Los delincuentes bajaron de un Renault Sandero y comenzaron a robar las ruedas de un auto que estaba estacionado. Esta situación fue advertida por una oficial de la policía porteña que realizaba tareas de seguridad en la vía pública y les dio la voz de alto.

En ese momento, uno de los ladrones en ese momento extrajo un arma y apuntó hacia la policía, quien inmediatamente le disparó con su arma reglamentaria y lo mató de un tiro en la cabeza.

En el auto de los ladrones se encontraron nueve ruedas de distintos modelos. Y en la escena, encontraron un arma que será peritada. Los voceros dijeron que la víctima, identificada como Rubén Sarso (30), tiene un pedido de captura solicitado por el Juzgado Nacional 58 en una causa por "robo a mano armada".

La investigación está a cargo de la Gendarmería, cuyos efectivos secuestraron el arma reglamentaria de la mujer y otra encontrada en la calle que pertenecería al delincuente y que será sometida a pericias con el fin de determinar si es apta para ser disparada.

La investigación está a cargo del Juzgado Criminal y Correccional 10, donde se aguardan los resultados de las pericias para avanzar en la causa. La oficial permanece detenida mientras aguarda para ser indagada por el juez de la causa, quien luego definirá si la deja en libertad o continúa presa.

Fuente: Clarín