Una cámara de seguridad de un supermercado de la localidad bonaerense de San Miguel registró a un hombre que, en medio de la noche, se llevó a su casa a un nene de 3 años que deambulaba perdido por la calle y abusó sexualmente de él.

El aberrante hecho ocurrió el sábado 4 de septiembre, pasada la medianoche. Según los primeros datos surgidos de la investigación, la madre del menor había salido de su casa para ir a hacer unas compras en un negocio del barrio y, sin que su esposo se diera cuenta, el hijo de ambos salió atrás de ella para alcanzarla.

Casi al mismo tiempo que los padres del nene llegaban a la comisaría para denunciar su desaparición, un vecino de la zona encontró a la víctima en la calle, llorando y en estado de shock.

Detuvieron a un hombre que violó a un nene de 3 años que estaba perdido

Los videos de las cámaras de seguridad se volvieron una pieza clave en la investigación para reconstruir lo que le había ocurrido al chico durante su ausencia y también para identificar al responsable.

A través de las imágenes, se puede observar el momento en el que el menor se topa con el delincuente sexual y este lo alza en brazos y se lo lleva hasta su domicilio. Unos minutos más tarde, el seguimiento de las grabaciones, captó cómo el nene corría y cruzaba la calle desesperado después de haber sido atacado.

Detuvieron a un hombre que violó a un nene de 3 años que estaba perdido

Horas después del hecho, el sospechoso, un hombre de 60 años identificado como José Luis González, fue detenido en su casa ubicada en las calles Marco Sastre y Granaderos a Caballos, en San Miguel.

Para los investigadores, el agresor salió de “cacería” en busca de menores y eligió a su víctima al azar, pero por su forma de actuar no creen que esta haya sido la primera vezque lo hizo. 

“Es un enfermo”, sentenció con la voz temblorosa y lágrimas en los ojos Franco, el papá del nene raptado, en diálogo con el programa Cortá por Lozano, por Telefé. Antes de que el llanto y la bronca le impidiera seguir hablando, alcanzó a agregar que su hijo “está mal” y con su mujer intentan contenerlo. “Tratamos de que no recuerde nada”, dijo.

En la casa del detenido la policía secuestró la misma ropa que llevaba puesta al momento de cometer el abuso y que se ve claramente en los videos: una campera de cuero negra, un jean azul, un cinturón marrón y zapatos oscuros. El caso es investigado por el fiscal de Delitos Sexuales Mariano Becerra. Intervino también en el hecho la Policía Municipal de San Miguel.

Fuente: TN