COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Este lunes cerca de las 12:30 horas, efectivos de la Seccional Quinta recibieron un llamado telefónico de una mujer solicitando presencia policial en su vivienda ubicada en calle Díaz Vélez 1336, esquina con Lisandro de la Torre. La joven denunció que su pareja, la golpeaba en el rostro, propinándole trompadas.

En este marco, los policías se dirigieron al lugar y detuvieron al agresor. Teniendo al detenido reducido y esposado en el lugar, se acercó una ciudadano, quien señaló al golpeados como la persona que un par de horas antes le había sustraído su celular marca Motorola modelo G4 color negro.

Ante esta nueva denuncia, informan del acontecimiento al fiscal de turno, Dr. Cristian Olazábal, el que ordenó la requisa personal del detenido donde, justamente, le encontraron entre sus pertenencias el teléfono celular denunciado, informó diario Crónica. 

Asimismo - según destacó El Patagónico -  a raíz de la misma intervención, resultó lesionado el cabo Ismael Prafil, tras haber recibido un cabezazo por parte del detenido que le provocó una lesión en el ojo izquierdo y debió recibir asistencia médica.