La Policía hizo un allanamiento en Buenos Aires ligado a una “sextorsión” que sufrió una joven que compartió imágenes y videos sexuales en una página web.

Una joven de 21 años de Puerto Madryn fue víctima de “sextorsión” luego de que vendió fotos y videos eróticos a través de una página web. Le pedían que envíe más contenido erótico y dinero con la amenaza de enviarle los videos a su familia. Identificaron al extorsionador y allanaron el domicilio en Zarate.

Según indicó el Ministerio Público Fiscal de Puerto Madryn, la joven realizó un intercambio de imágenes y videos a cambio de dinero. Pero el comprador después comenzó a extorsionarla para que entregue sumas de dinero a los fines de evitar que el material sea compartido o publicado en diferentes redes sociales y enviárselo a su familia.

La víctima denunció el chantaje luego de que el extorsionador publicara el video en un sitio web y la amenazó con enviar el link a su familia. Así se inició la investigación y análisis de los comprobantes de envío de dinero y número telefónico permitieron identificar al extorsionador.

“La División de Investigaciones de la Policía investigó el perfil falso, un correo electrónico asociado, los datos bancarios y el número de IP de la cuenta. Luego de recabar esos datos, se estableció que la dirección pertenecía al domicilio en Zárate, y la policía local en colaboración con efectivos de la Policía Federal y de Zarate Campana procedió al allanamiento, que fue autorizado por el juez Marcelo Orlando con intervención del juzgado de Zarate”, indicó el funcionario de Fiscalía Raúl Barroso.

“En la vivienda se secuestraron teléfonos celulares, aparatos electrónicos de comunicación y diverso material de importancia para la investigación”, detalló. La causa la lleva adelante el fiscal jefe Alex Williams.

La modalidad muchas veces se da de otras formas donde personas contactan a hombres a través de perfiles falsos y les piden fotos o videos. “Esta modalidad de estafa se lleva a cabo con la finalidad de obtener contenido erótico y privado de una persona, como fotos, videos, etc. Una vez conseguido ese objetivo, al tener en su poder las imágenes y videos, el chantajista busca extorsionar al propietario de este contenido, amenazando con que se difundirá en redes sociales si no cumple con requisitos que luego le dará a conocer. Generalmente estas exigencias son dinero, lo que se denomina “sextorsión”, explicaron desde la Fiscalía.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!