Este lunes por la tarde, el personal policial se encontraba efectuando un operativo de control de identificación de personas, cuando les llamó la atención un joven de 32 años que se puso de espaldas apenas detectó su presencia. 

El hombre detuvo su marcha -dando la espalda a los uniformados- y en ese preciso momento, los agentes procedieron a interceptarlo para realizar el correspondiente “palpado de seguridad” a fines de procurar el resguardo de la integridad física del masculino como de terceros.

Una vez que pudieron identificarlo, verificando los datos en el sistema SKUA, y constataron que registraba un pedido de captura vigente desde el pasado 29 de septiembre.

Acto seguido, se procedió a notificar a la oficina judicial para constatar la vigencia del pedido de captura, dado que el sistema arrojaba otro nombre. Esta identidad fue ratificada y refirieron que se trataba de un error de tipeo y que el acusado de “rebeldía” permanecerá detenido en la Comisaría Séptima hasta celebrarse la audiencia de control este martes 4 de octubre con horario a confirmar, conforme a lo dispuesto por la jueza penal de turno.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!