PUERTO DESEADO (ADNSUR) -  Efectivos de la Brigada de Investigaciones de Caleta Olivia allanaron la casa de un hombre de la localidad de Jaramillo, en el marco de una causa por distribución y comercialización de pornografía infantil que se tramita en el Juzgado de Primera Instancia en lo Penal de Caleta Olivia. Durante el procedimiento, secuestraron dos memorias y un teléfono celular que están siendo peritados por la policía científica.

La denuncia, según se supo, habría llegado a la justicia a través de una brigada de la policía local quien habría recibido en sus redes sociales el ofrecimiento de material fílmico donde aparecen menores en situaciones de abuso. Inmediatamente la justicia local tras activar un protocolo que existe para estos casos ordenó el allanamiento de la vivienda ubicada en la localidad de Jaramillo.

El comisario Cocha, a cargo de la subcomisaría de Fitz Roy, fue quien encaminó una investigación que habría permitido saber que el detenido distribuía o exhibía en redes sociales fotografías y videos pornográficos, incluyendo fotografías con víctimas menores de edad. El allanamiento lo efectuaron efectivos policiales de la Brigada de Investigaciones de la Unidad Regional Norte de la Policía de Santa Cruz, al mando del comisario Pablo Méndez.

El detenido fue trasladado a la localidad de Puerto Deseado y puesto a disposición de las autoridades judiciales pertinentes, informó Diario Crónica.