La jefa de la brigada en Villa María de la Fuerza Policial Antinarcotráfico (FPA) quedó detenida junto a su pareja, también policía, acusada de integrar una banda que se dedica a la producción y venta de drogas. Quedó en prisión por orden del fiscal de Lucha contra el Narcotráfico de esa ciudad, Walter Gesino.

Según indica La Nación, Jésica Peña y su pareja, Luciano Andrada –quien revistaba en la FPA en Bell Ville–, tendrían una participación “menor” en la organización que se dedica al negocio ilegal de las drogas.

La noticia recién trascendió este martes pero el operativo y la detención se produjeron hace unas dos semanas.

De una denuncia por violencia familiar a una investigación por narcotráfico

La historia empezó con un hecho de violencia familiar: un hombre tenía alquilado un departamento, además de su casa. La mujer sospechaba que allí tenía una amante; la pareja se peleó en la puerta de esa vivienda –en la calle Tucumán, del barrio Lamadrid–, y los vecinos alertaron a la policía, relata La Nación.

Los agentes llegaron, entraron en la casa y se encontraron con plantas de marihuana (que también los vecinos habían visto cargar en un auto) y algunos elementos necesarios para procesar drogas. El hombre que había maltratado a la mujer fue detenido por esa causa, pero entonces se descubrió que el contrato de alquiler del departamento estaba a nombre de Andrada.

La investigación desencadenó primero la detención de Andrada y después, la de Peña. La pareja tiene hijos en común. El primer operativo fue en una casa alquilada por Andrada, a quien detuvieron en la vivienda que compartía con Peña.

Una semana después fue arrestada la mujer por el resultado de un entrecruzamiento de llamadas telefónicas, según trascendió. Es clave el puesto de Peña, ya que conoce denuncias e investigaciones que se realizan por drogas en la zona.

El fiscal explicó a Radio Villa María que la detención de Peña fue una “consecuencia del llamado de los vecinos del 25 de abril, cuando un sujeto retiró plantas de marihuana de una casa”. Después de la detención de Andrada, “sumando más elementos pudimos establecer que la mujer también tenía participación”, dijo Gesino. Andrada declara este martes y el miércoles lo hará Peña.

Según La Voz del Interior, hay sospechas de que esa banda podría estar vinculada a otras de mayor envergadura en ciudades más importantes, de las que serían proveedores.

Fuente: La Nación