PICO TRUNCADO (ADNSUR) - Se trata del responsable del local nocturno “Spartacus”, que fue arrestado por orden de la juez federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, que investiga una red de trata que operaba en la Zona Norte. También se libró la captura de una mujer que habría sido la “captadora”. Hay otros seis hombres y tres mujeres presos.

El responsable del local nocturno “Spartacus” fue detenido en la madrugada del lunes en Pico Truncado por efectivos de la Brigada de Investigaciones de la Policía Federal de Comodoro Rivadavia, por orden de la juez federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez. El sujeto tendría relación con el megaoperativo realizado el pasado 15 de octubre en el que se detuvo a seis hombres y tres mujeres que integrarían una red de trata de personas.

En dichos procedimientos se secuestraron armas de fuego, más de un kilo de cocaína de máxima pureza y aproximadamente 300 mil pesos en efectivo, rescatándose además a veinte mujeres que en su mayoría eran obligadas a ejercer la prostitución. Cabe mencionar que los nueve implicados continúan detenidos en dependencias tanto de Santa Cruz como de Chubut, y que la Justicia Federal estaría buscando a otra mujer que permanece prófuga, informó El Patagónico.

La fugitiva sería quien se encargaba de captar jóvenes mujeres mediante engaños con avisos en diarios o redes sociales prometiéndoles un sueldo más que ostentoso en el Sur del país, aunque una vez que llegaban a destino las alojaban en dos viviendas hacinadas, les quitaban su documentación personal y las obligaban a prostituirse.

Según informa La Opinión Austral, el procedimiento fue el epílogo de una tarea de 6 meses de investigaciones por parte de la Brigada de la Policía Federal Delegación Comodoro Rivadavia que incluyó seguimientos, escuchas telefónicas, filmaciones y testimonios de víctimas amparadas bajo la Ley de trata de personas.

La mayor parte de los allanamientos se llevaron a cabo en Pico Truncado, y especialmente en tres clubes nocturnos como “Spartacus”, “Expreso” y “Caribbean”. En el único allanamiento en Caleta Olivia, se logró detener a quien sería el cabecilla de la banda, en el barrio Rotary 23, donde se secuestró un kilo de cocaína que estaba aún sin fraccionar y unos 300 mil pesos en efectivo. El sindicado cabecilla es un sujeto de unos 40 años con causas similares por trata de personas y drogas en Río Gallegos, y en Caleta Olivia regenteaba al menos dos whisquerías donde se ejercía la prostitución.