En la medianoche del martes, la Policía de Trelew detuvo a un adolescente que intentó meterse por la fuerza en la casa de una vecina .

Minutos antes, la mujer de unos 30 años, alertó a las autoridades cuando percibió ruidos en la parte del patio. Según consta en la denuncia, a la que accedió ADNSUR, había escuchado que la malla de hierro que utiliza como cerco perimetral se movía. En ese momento, decidió salir a ver qué pasaba y descubrió a un joven manipulando los alambres del cerco.

Como la malla se encuentra atada a un poste de madera con alambre dulce oxidado, según manifestó a los agentes, vio que el detenido se encontraba cortándolo con la mano. Entonces la mujer le gritó y el delincuente intentó escaparse pero justo arribó el móvil policial y procedió a su demora.

Se le dio intervención al personal de la Policía Científica pero se encontraba abocado a otro hecho fuera de la ciudad. A su vez, se le dio aviso al fiscal pero, según menciona el parte oficial, al funcionario no le interesó la detención, aludiendo que no había sustento suficiente para poder ir al control de detención.

En el hospital se negaron a atenderlo como también así la ventanilla se negó a brindarle al personal policial el bono de atención.

Finalizadas las diligencias de rigor, la policía lo trasladó a la Comisaría Tercera, donde el adolescente de 18 años quedó alojado y se lo imputará por el delito de daño.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!