RAWSON - Luego de las críticas que recibió de los Colegios de Abogados de Puerto Madryn, Trelew y Comodoro Rivadavia por su proyecto de ley para incrementar la Tasa de Justicia, el Superior Tribunal optó por un comunicado para referirse a lo que consideró una “descalificación” de los letrados para con la iniciativa, que se envió a la Legislatura en agosto de 2015.

“Corresponde señalar que ante una reforma integral al régimen de tributo judicial se esperan aportes superadores en el debate del mismo, los que hasta el momento no se conocen”, ironizó el texto del STJ.

“Las instituciones necesitan aportes para mejorar –reclamó el Superior-. No se puede descalificar y tachar a través de conceptos grandilocuentes y vacíos de contenido real que sólo apuntan a no discutir lo esencial y tomar el camino facilista de rechazar cualquier cambio”.

Sobre el proyecto de tasas, los ministros explicaron que “es un proyecto de ley, no una Acordada dictada en la trastienda, y fue enviado para su tratamiento al órgano con competencia legislativa. De ese modo, este STJ reafirma, como siempre lo ha hecho, la división de los poderes, y así intenta superar el antiguo decreto ley, antecedente de un Poder Ejecutivo de 1980”.

Según su versión, la reforma apunta a actualizar las tasas fijas congeladas desde 1998 y el monto mínimo e indeterminado, que lleva más de 16 años. “Nada dicen de esto los colegios citados, ni de los instrumentos con que cuenta el ciudadano y que las iniciativas remitidas amplían en beneficio de los sectores que más lo necesitan. También soslayan que del presupuesto del Poder Judicial, las tasas representan un porcentaje mínimo en comparación de la totalidad de recursos destinados por el Estado a la prestación del servicio de justicia, y sostiene el vasto acceso gratuito señalado”.

“Este máximo órgano de justicia provincial –continúa el comunicado- tiene como política estimular el debate cuando se lleva a cabo sobre propuestas serias y que cuenten con argumentos suficientes, como para obtener una nueva visión sobre la problemática en discusión”.

El STJ consideró que “es ajeno a ese propósito la oposición de intereses particulares, inclinados por la defensa del patrimonio individual, precisamente cuando el proyecto de Tasa de Justicia que promueve este STJ pretende asegurar un grado de equidad en el acceso a la justicia”.

El tribunal recordó que el proyecto tuvo más de un año de trabajo de organismos técnicos, magistrados y funcionarios del Poder Judicial. “Esto implicó un análisis crítico de la actual Legislación Tributaria Judicial de las Provincias, del Estado Federal, Doctrina y Jurisprudencia del Fuero Comercial y Contencioso Administrativo Nacional y de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, volcados en el proyecto”.

Ya en Legislatura, “la Comisión de Presupuesto requirió simulaciones que compararan situaciones recaudatorias con la aplicación de la ley vigente y con el proyecto de ley enviado. Producto del debate se acordó introducir cinco reformas al texto: dos aclaratorias y tres normas transitorias de forma, lo que fue aprobado”.

“Esta Corte de Justicia propició e impulsó las modificaciones para dar mayor celeridad y alcanzar los principios de acceso a la justicia, con cuantiosas inversiones en equipamiento informático y automatización de procesos, financiados exclusivamente con recursos propios, todos servicios absolutamente gratuitos para los profesionales y en su consecuencia, para los usuarios del sistema. Ha promovido, y lo seguirá haciendo, reformas procesales acordes a las recomendaciones de los organismos internacionales y la legislación comparada”.

El Superior aclaró que “el servicio de justicia también tiene, integrándolo, a quienes lo critican y reclaman con ferocidad de modo oportunista y mediático, pero que deben hacer su aporte institucional para la solución y no sólo limitarse a ser parte del problema”.

“El STJ es crítico respecto del estado de las prestaciones y trabaja tratando de aportar a su mejora y eficiencia. Asume las discrepancias de estos Colegios de Abogados con el proyecto de referencia, y los exhorta a que realicen sus contribuciones para mejorar normas y fundamentos de la iniciativa, en el estadio en que prima la competencia del legislador cuya tarea seguirá asistiendo”.

Fuente: Jornada