GENERAL ROCA (ADNSUR) -  A través de una investigación realizada por la Delegación de Toxicomanía y Leyes Especiales de General Roca, se desbarató una banda que se dedicaba al transporte, distribución y comercialización de drogas que operaba en Chubut y Río Negro.

En el “Operativo Ruta Blanca” se lograron secuestrar 13 kilos de cocaína, dinero en efectivo, balanzas, elementos de fraccionamiento y estiramiento. Hay varias personas detenidas.

Fuentes policiales indicaron que producto de la investigación se pudo constatar que en la zona norte de General Roca, había una banda narco que se dedicaba al transporte,  almacenamiento, el fraccionamiento, la distribución y la comercialización de drogas. Muchas de las personas son de nacionalidad boliviana, mientras que otras son oriundas del norte de Argentina.

La droga ingresaba desde Bolivia y luego era transportada a General Roca donde se acopiaba una parte, mientras que otra era llevada por terceras personas, conocidas como “mula”, hasta las localidades de Puerto Madryn, Trelew y Rawson, hacia donde se había ramificado la organización.

La investigación advirtió un nuevo ingreso de estupefacientes a Río Negro, por lo que el 23 de enero en el control Fitosanitario Casa de Piedra, ubicado a unos 100 kilómetros de General Roca, se interceptó una camioneta Fiat Strada que era conducida por un hombre de nacionalidad boliviana.

Allí se logró incautar casi 13 kilos de clorhidrato de cocaína en forma de panes  y escondidos sobre uno de los laterales de la caja de la camioneta, que se encontraban ocultos con el cobertor plástico. Los envoltorios estaban recubiertos por una grasa para evitar la detección.

 

Además se secuestraron 100 mil pesos, una camioneta Fiat Strada para el transporte de la droga, moldes para el armado de nuevos panes, una balanza y una serie de elementos vinculados a la investigación, además de la detención de varias personas involucradas en la organización.