Mariela Bessonart desapareció el 28 de septiembre de 2005 a sus 37 años. Lo último que se supo de ella fue que se dirigió hacia el centro de Villa María, Córdoba, por unos trámites bancarios. Allí la acompañó su ex marido Rodolfo Delpino, de quien se conoció su oficio de productor de campo.

Hacía más de 20 que estaba en pareja con Delpino, con quien tuvo tres hijos: los tres declararon ante Companys la semana pasada.

Los relatos de aquel momento reconstruyen a un matrimonio no estaba en un buen momento por una infidelidad que había descubierto Bessonart, sumado a problemas económicos. 

Un mecánico los vio juntos por última vez y una amiga intentó, sin éxito, comunicarse con ella a su teléfono celular. Desde entonces, no se supo más nada.

Sin embargo, y con un expediente que había sido cajoneado luego de 16 años sin novedades, un hallazgo clave reactivó el caso: en las últimas horas, la Justicia encontró documentación perteneciente a Mariela enterrada en un campo de su ex.

La Fiscalía de Segundo Turno de los Tribunales de Villa María, a cargo de Juliana Companys, reabrió la investigación a principios de agosto, ordenó rastrillajes y otros operativos. En uno de ellos, a partir de la utilización de georradares y perros especializados, fue localizado el material que compromete la situación de Delpino, único imputado en la causa y actualmente en libertad.

Los investigadores habrían llegado a un dato a partir del cual se impulsaron los rastrillajes. “El material estaba enterrado y no se encontraron restos óseos. Cuando el procedimiento esté cerrado y la fiscal tenga toda la información vamos a dar a conocer más detalles. Pero los operativos van a continuar”, señalaron fuentes judiciales a TN.

El lugar donde fueron hallados los documentos. (Foto: La Voz)
El lugar donde fueron hallados los documentos. (Foto: La Voz)

Además de la Fiscalía de Segundo Turno de Villa María, de los operativos participaron la Policía Federal, la Policía Judicial, la Gendarmería Nacional, personal del Ministerio de Seguridad de la Nación y bomberos voluntarios

Rodolfo Delfino, ex de Bessonart y único imputado en la causa. (Foto: La Voz)
Rodolfo Delfino, ex de Bessonart y único imputado en la causa. (Foto: La Voz)

En abril, la Legislatura de Córdoba designó a la funcionaria judicial como especialista en casos de violencia de género. Hace dos semanas, Companys adelantó que habría nuevos procedimientos en la causa. “Son todos muy reservados dada la sensibilidad del caso, por lo que no voy a dar notas ni detalles”, dijo entonces a El Diario.

Delpino estuvo detenido cerca de un año en la cárcel de Villa María y luego recuperó su libertad. Inicialmente fue acusado por “sustracción y ocultamiento de persona con fines coactivos”, pero luego la carátula cambió a “privación ilegítima de la libertad”, de menor gravedad. Con los nuevos hallazgos, cobró fuerza la sospecha de un crimen.