MENDOZA - “No tenemos noticias de mi mamá desde el 20/10. Se encontraba en el Aeropuerto de Chile​, regresando a Mendoza, hasta que le cancelaron el vuelo y no sabemos más. Por favor, cualquier novedad comunicarse!”. Y el mensaje llegó.

El pedido desesperado lo publicó en Facebook Agustina Seculin, la hija de Raquel González (66), de quien nada se sabía desde el domingo 20 de octubre cuando, desde el aeropuerto de Santiago de Chile, le comunicó a su hija que le habían suspendido el vuelo de regreso a Mendoza. Hasta este jueves, casi al atardecer, cuando desde Chile le avisaron que había aparecido y estaba bien. 

En diálogo con el diario Los Andes, Agustina confirmó la buena noticia y que pudo hablar con su mamá. “Aparentemente, salió del aeropuerto, la avasallaron y le robaron todo. A raíz de esto le dio un ataque de nervios y debió ser internada”, relató la hija de Raquel.

La historia de la desaparición de Raquel inundó los medios mendocinos y justo este jueves por la tarde Agustina contó en diálogo con TN que estaba desesperada por su mamá y que desde Cancillería le habían comunicado que la estaban buscando.

Toda esta situación en un contexto muy complicado que se vive en Chile, donde ya lleva siete días de protestas y desde el domingo hay toque de queda desde las 22 y hasta las 4. Nadie puede transitar sin autorización de Carabineros y el presidente Sebastián Piñera declaró el “estado de emergencia”. Desde que comenzaron las protestas en Chile, el número oficial de muertos asciende a 18.

“Se comunicó con nosotros una chica que es de Mendoza y que su prima trabaja en el hospital. Vio las publicaciones y como las características físicas coincidían, se comunicó con nosotros”, explicó al diario Los Andes.

Según el relato de Agustina, su mamá no recuerda cómo llegó al hospital y que recién este miércoles pasado recobró la conciencia. Además, dijo que fue una empleada la que le prestó el teléfono a Raquel para que pudiera hablar con su hija.

“Ahora estamos esperando a ver qué es lo que le dice el médico. Además, tenemos que hablar con la embajada por ver el tema de los documentos, para que pueda volver a casa”, agregó Agustina.

Desaparecida

Raquel estaba desaparecida desde el domingo por la noche. En diálogo con TN, Agustina había contado que, durante estos días de angustia, desde la Embajada y la Cancillería le explicaron que Raquel “dejó el aeropuerto” de Santiago de Chile cuando le suspendieron el vuelo. 

“Ella era consciente de lo que estaba pasando (en Chile) y que había toque de queda. Y me dijo: 'Acá la cosa está complicada'”, describió Agustina una de las últimas palabras que cruzó telefónicamente con su mamá. Es más, le llamaba mucho la atención que no se hubiera comunicado desde entonces y que no haya recurrido a la Embajada. “Es una mujer que sabe lo que tiene que hacer”, había dicho la joven antes de tener la buena noticia.

Fue a ver un concierto

Raquel había viajado a Santiago de Chile el jueves 17 de octubre con un tour para ir al concierto del violinista holandés André Rieu el viernes 18.

Durante su estadía en el país vecino, se alojó en el hotel “Pullman El Bosque”, al igual que el resto de los cordobeses que integraban el tour. Aunque el sábado 19 ya no pudieron salir a la calle, según publica el diario Los Andes.

El domingo 20, Raquel y el resto de los cordobeses salieron para el aeropuerto. Ella tomaba un vuelo diferente. Hizo Migraciones. Y a las 20 se enteró que todos los vuelos estaban cancelados. Y la empresa que organizó el tour decidió alquilar un micro para regresar al país.

“Me llamó la coordinadora para avisarme que no encontraban a mi mamá y yo les dije que se volvieran, que entendía el apuro del resto de los pasajeros y que mi mamá sabría volver por su cuenta”, había relatado Agustina al diario Los Andes.

El celular daba apagado. “Ella es una mujer muy inteligente, si le robaron las cosas sabe que tiene que ir al consulado, sabe cómo manejarse en situaciones como estas”, destacaba Agustina preguntándose por qué no lo había hecho. 

Encima. “Desde Investigaciones de Chile nos dijeron que mi mamá entró al país el 17 y salió el 19, pero eso no es así. Yo hablé con ella el 20 cuando estaba en el aeropuerto de Chile y sus compañeros de viaje lo confirman. Tenemos miedo que no esté bien, que esté en un hospital inconsciente”, había dicho angustiada.

Agustina confirmó que desde la Cancillería ya habían iniciado acciones para dar con el paradero de Raquel. Y en un comunicado, se señaló que hasta este jueves no había datos sobre su paradero. Hasta que sonó el celular con la buena noticia: Raquel está internada pero está bien.