RÍO NEGRO (ADNSUR) - La Justicia de Río Negro concretó este lunes el desalojo del campo de 400 hectáreas en El Foyel, a 75 kilómetros de Bariloche y 46 de El Bolsón, ocupado desde el jueves por miembros de la Lof Gallardo Calfú. 

Mientras tanto, integrantes de la Lof Lafken Winkul Mapu de Villa Mascardi, armados con gomeras y boleadoras, cortaron la ruta 40 en repudio a la decisión de la Justicia. El juez federal subrogante, Gustavo Zapata, ordenó el desalojo de la ruta que comunica Bariloche con El Bolsón por parte de las fuerzas federales, informó TN.

Fue en ese marco que un grupo mapuche agredió a la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras. Los agresores, muchos encapuchados, lanzaron piedras contra la comitiva que integraba la mandataria provincial y luego, cuando Carreras quiso dialogar con los violentos, estos expresaron claramente que no reconocían su autoridad, detalló Infobae.

“Toménselas de acá, este es territorio mapuche. No les tenemos miedo. Usted no es autoridad mía, mi machi y mi lonco son mi autoridad”, le espetó uno de los mapuches del piquete a la gobernadora rionegrina, rechazando el acercamiento y desconociendo su autoridad. “Ustedes son huincas y yo soy mapuche, tengo sangre mapuche”, agregó la persona que le gritaba a Carreras.

Más tarde, la mandataria de Río Negro explicó que su intención había sido “conversar con los manifestantes para advertirles que había una orden de desalojo de un juez federal". Según explicó en declaraciones a TN, “era lo más adecuado para evitar una confrontación”.

Sin embargo, esto tampoco alcanzó y la respuesta -tras las agresiones físicas, con piedras-, fueron las agresiones verbales.

Los encapuchados habían decidido bloquear la autovía, a mitad de camino entre Bariloche y El Foyel, a 35 kilómetros de cada lado, una vez que se conoció la decisión del juez de revisión Marcelo Alvarez Melinger de desalojar a los ocupantes ilegales de El Foyel, toma que empezó el jueves y que incluyó el secuestro de los dueños del campo. Pero mientras se producían los incidentes en el piquete, los usurpadores de El Foyel finalmente decidieron retirarse.