BUENOS AIRES (ADNSUR) - Una nueva fiesta clandestina fue desactivada este último fin de semana en un salón de eventos de La Lonja, en el partido de Pilar. En este caso, participaban unas 400 personas y el valor de la entrada ascendía a 6.000 pesos.

La fiesta había sido convocada a través de las redes sociales en “Rincón de Pilar”, sobre la calle Los Chañares al 3100. Según transcendió, los asistentes llegaron a pagar un valor de 60.000 pesos la mesa para 10 personas y más 500 pesos el estacionamiento.

Desde el Ministerio de Seguridad confirmaron que el lugar fue clausurado “por infracción al decreto nacional 1/21”, y “por no contar con la habilitación de Bomberos de la provincia de Buenos Aires”.

En tanto, el juzgado determinó acciones contra el propietario y organizador del evento por infracción al artículo 205 del Código Penal (por propagar la pandemia) y podría afrontar multas de más de 3 millones de pesos, informó TN.

Según los decretos y resoluciones nacional, provincial y municipales vigentes, el número máximo de asistentes a reuniones sociales es de diez personas en el marco de las restricciones dispuestas por el coronavirus.