CALETA OLIVIA (ADNSUR) - Una joven fue golpeada por su expareja el sábado pasado y en tan solo tres días le hizo cuatro denuncias por violencia de género, acoso callejero y persecuciones. Además de que, en diversas oportunidades, intentó atropellarla con su vehículo. “Me dio piñas, cachetadas y patadas”, contó en su cuenta de Facebook. El violento reaccionó porque ella le dijo que “las cosas ya no van”. Sucedió en Caleta Olivia.

El domingo decidió denunciarlo luego de “tomar coraje”, y después de salir de la comisaría notó que la iba persiguiendo. “Me escondí en la garita del barrio Koltun para que no me vea y gracias a un amigo suyo que lo retuvo me fui para la laguna”, escribió. Allí tuvo que esconderse por 20 minutos mientras el violento merodeaba para hallarla.

Desde ese día la atormenta seguido, “me espera para seguirme al trabajo y me cruza el auto”.El lunes se acercó a mi domicilio para pedir que retire la denuncia. El miércoles apareció y me arrebató el celular, niega todo ante la Policía. Ese mismo día que me robó lo vi con una chica y jamás le dije algo. ¿Por qué, si yo no le impido hacer su vida, me daña? Viví y dejame vivir”.

“No puedo andar sola, no puedo salir tranquila mientras él se pasea por todo Caleta, yo tengo que ir al psicólogo cuando el enfermo es él. No es la primera vez que me pega y ya me rompió dos celulares -escribió y agregó- quedátelo (por el teléfono), ojalá te sirva o ya lo hayas hecho plata. Ojalá esto sea suficiente para que me dejes en paz y dejes de hacerte la víctima”.