La Fiscalía de Puerto Madryn intervino ante unas denuncias cruzadas de dos concejales de Puerto Pirámides, que además son vecinas. Una acusa a la otra de que su perro raza pitbull mató a su gato y la otra lo niega.

El particular episodio ocurrió en el barrio “14 Viviendas”.  Las denuncias involucran a Sandra Burgueño, que además de empleada municipal es concejala suplente por Juntos por el Cambio, y a Ana Fernández, actual concejala por el Frente de Todos.

Burgueño señaló que el perro de Fernández, "Buby” atacó a su gato y lo mató frente a su casa, pero Fernández declaró a la Policía que su perro no cometió el ataque y que Burgueño asustó a su madre y a su hija, que estaban en la casa cuando la mujer llegó a reclamar a los gritos y con golpes en un portón.

Por su parte, Fernández admitió que su perro ya había causado otro ataque donde se hizo cargo de todos los gastos ocasionados. Además, pidió prohibición de acercamiento para su vecina.

Tras estas denuncias cruzadas, la Justicia investiga los hechos, mientras que “Buby” fue encerrado en el patio de la casa de la concejal para evitar algún accidente, señala Diario Jornada.