Una mujer de 42 años denunció a su ex pareja, un hombre la misma edad, por presunto abuso sexual contra dos nenas, cuando éstas tenían 7 y 9 años, en la ciudad de Sarmiento. 

El hombre denunciado tiene una prohibición de acercamiento a su expareja y sus hijas -hoy adolescentes- y actualmente vive en Comodoro Rivadavia, donde se desempeña como entrenador de fútbol de categorías infantiles.

La mujer decidió hacer pública la denuncia luego de las víctimas fueran amenazadas de muerte por el sujeto y su familia. Según lo que relató a El Patagónico -y consta en las denuncias ante la Justicia- "los abusos empezaron cuando una de mis nenas tenía 7 años y duraron hasta los 11 años y de la mayor cuando tenía 9 años hasta los 14".

Los abusos se extendieron durante los cinco años que estuvieron en pareja, dijo la mujer, que mencionó que fue descubriendo malos tratos y actitudes hacia las menores que "no me agradaban", por lo cual comenzó a preguntar a sus hijas. Una de ellas se quebró y comenzó a llorar, reconociendo el abuso. 

Era agosto de 2019. "Ella vino de un entrenamiento con él y se puso a llorar. Le pregunté qué pasó; su hermana habló con ella y dice que la abusaron. Mi hija menor sale, me abrazó y se puso a llorar… me dice: 'abusaron de mí'", relató la mujer.

En el Hospital revisaron a la menor y constararon un abuso simple. "Ella no quería decir quién era. El médico me dio una orden para que la lleve a un psicólogo y podamos hacer la denuncia. Para mí no era así; la denuncia se hace en el momento".

Y así lo hizo. Tras la denuncia, le indicaron que la menor iba a ser llevada a Cámara Gesell ese diciembre.

Cuando comentó con su pareja lo que había sucedido, el hombre estalló. "se enojó; me dijo de todo; que estaba loca; que cómo podía hacer esa denuncia; que la nena mentía. Él se enojó y se fue". 

"Vino la pandemia; nunca la vio un psicólogo, sino que la vino a ver después de que mi hija mayor confesara a su tío que había sido abusada por (mi expareja)”, describió.

La causa se encuentra en trámite en el Juzgado de Familia de Sarmiento y el 10 de noviembre del 2020 se hizo la denuncia por abuso sexual contra el entrenador de fútbol que hasta el momento se encuentra libre, trabajando en una empresa de transporte de larga distancia, mientras reside en Comodoro Rivadavia.

AMENAZAS

"Estoy cansada; este señor viola todas las perimetrales. Quiso pisar con el auto a mi hija menor que confesó el 5 de mayo quién había sido su abusador. El fiscal me toma de denuncia y le hicieron la revisación médica", expresa.

"La quiso pisar; la seguía; la perseguía; se tenía que meter en los negocios para que él no la siga. Ella me llamaba y me decía `mamá, venime a buscar´", señala, y sostiene  que le pidió a los fiscales que "por favor que hagan algo; que la escuchen. Como dice ella, nosotras estamos presas y él está libre”.

Las víctimas fueron amenazadas de muerte por el acusado e integrantes de su familia. Todos ellos tienen una medida de prohibición de acercamiento.

"No se puede acercar a nosotras pero anoche me amenazó; me llegó un texto que decía que estaban buscando personas para hacerme mierda y prenderme fuego la casa. El 14 me llamaron por privado y me decían: `hija de puta, retira la denuncia porque te va a ir mal a vos y a tus hijas". 

"No sé qué está esperando el fiscal... enterrarnos a las tres juntas. Si me pasa algo a mí o a mis hijas es porque la Justicia faltó en darnos protección", remarca, explicando que éste fue el motivo por el que decidió hacer público su caso.