COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Desde hace varios meses Natalia Cabrera viene haciendo pública la situación que vive con su ex pareja, Emanuel Caruso, quien actualmente está bajo arresto domiciliario en Lago Puelo, tras recibir decenas de denuncias por violencia de género y hostigamiento pero, pese a las restricciones, los problemas no cesan.

De acuerdo con lo que relató Natalia, días atrás nuevamente tuvo que concurrir a la Comisaría de la Mujer para denunciar que continúa utilizando sus redes sociales para enviar mensajes, especialmente a personas de sexo masculino haciéndose pasar por ella, mientras reclamó que en la comunicación procesal que recibió recientemente figura su actual dirección, lo que la pone en inconvenientes ante la posibilidad de que Caruso la use en su contra como habría hecho en otras oportunidades al enviarle “clientes”, dado que tiempo atrás el sujeto difundió imágenes privadas en páginas de hombres.

“Nadie me da una solución, pedí que me reubiquen en un lugar seguro porque le facilitan mi dirección sabiendo que él manda tipos a mi casa. Cuatro veces tuve que mudarme por este motivo y tengo pruebas de todo. Ahora nuevamente tengo que estar alerta ante cualquier ruido. Es demasiada injusta la Justicia, no puedo vivir en paz con mis hijos”, reclamó la mujer.

Además, en contacto con diario Crónica, planteó la necesidad de ponerse en contacto con el ministro de Seguridad de Chubut, Federico Massoni, para obtener algún tipo de solución a este tema así como con la jueza penal Mariel Suárez, quien justamente es especialista en delitos informáticos.

"Yo sigo sobreviviendo cuando él sigue haciendo cosas en mi contra y lamentablemente las únicas que me atienden el teléfono son mi psicóloga y las chicas de la Comisaría de la Mujer”, dijo y apuntó: “Caruso está utilizando mi perfil de Facebook haciéndose pasar por mí para perjudicarme. En una grabación se lo escucha pedir mi chip desde el que cambió mis contraseñas. No puede ser que yo tenga que vivir así cuando su informe psicológico claramente dice que él es capaz de hacer cualquier cosa”.

Finalmente, comentó que todo lo expuesto e información que solicitó a las empresas de telefonía fue puesto a disposición de los fiscales, pero lamentó que no se avance; “yo aviso sobre todo, pero él sigue” concluyó.