La policía de Virginia, Estados Unidos, detuvo en las últimas horas a los padres de un niño que se encontraba desaparecido hacía años, luego de que su cadáver fuera hallado en el freezer de la casa de la pareja.

Dina D. Weaver, la madre biológica, y Kassceen Weaver, el padre adoptivo del, fueron acusados  de conspiración para ocultar el cuerpo de Eliel Adon Weaver, quien tenía cinco años la última vez que fue visto con vida.

Si bien no se sabía nada del menor desde hacía dos años, cuando la pareja denunció su desaparición, en mayo pasado los investigadores recibieron un aviso para registrar la casa familiar, y fue tras un peritaje que encontraron el cuerpo del chico en un freezer ubicado en el garage de la vivienda.

"Esta es la primera vez que veo algo como esto. Es un caso desgarrador", declaró el comandante Louth de la policía en diálogo con los medios.

Además, durante la investigación se supo que tiempo atrás un hermano de la madre del joven había llamado a las fuerzas de seguridad "por las preocupaciones que tiene con su hermana en una situación de violencia doméstica".

En base a la denuncia, Dina dejó de tener contacto con la familia a mediados de 2019, y su pareja no le permitía usar el teléfono.

Tras su detención los padres del joven quedaron en libertad bajo fianza al pagar 35 mil dólares, y ahora aguardan en su casa el juicio que tendrá lugar el 5 de agosto.