EL BOLSÓN - Militantes del Colectivo Comarcal “Ni Una Menos” y el Consejo Local de Mujeres denunciaron al menos cinco intentos de secuestro de adolescentes, ocurridos durante la semana pasada y este lunes en El Bolsón.

Según detalló Iris, una de las voceras, los hechos “ocurrieron a plena luz del día y en el centro de la ciudad. Nos convoca la preocupación por lo acontecido y porque hay que poner en alerta a la sociedad, estamos colectivamente cuidando a nuestros pibes”.

Desde su óptica, “no son casos aislados y en este contexto de pandemia no se puede asegurar que se trate de gente que vino de afuera, sino que son de acá".

Asimismo,  en el marco de una conferencia de prensa frente a la fiscalía, la referente social pidió que “ante cualquier sospecha hay que hacer la denuncia, es la forma de desmantelar las redes de trata. En este contexto de pandemia, y al no haber transportes, las formas de reclutamiento van a cambiar y tenemos que estar alertas entre todos”.

Recalcó asimismo que “las personas involucradas han hecho las denuncias pertinentes”, mientras que subrayó que “desde hace meses venimos gestionando un móvil para la Comisaría de la Familia mediante notas a la gobernadora, a la jefatura de Policía y a distintos funcionarios, pero hasta el momento nadie respondió. Tampoco hay un equipo técnico que aporte asesoramiento legal o atención psicológica”.

Colectivo de mujeres se defiende de acosadores y denuncia intentos de secuestros.
Colectivo de mujeres se defiende de acosadores y denuncia intentos de secuestros.

Un Fiat rojo

A su turno, Tamara (madre de una chica de 14 años), precisó a Diario Jornada que “el día lunes, alrededor de las 16.30, mi hija estaba regresando de una reunión con sus amigas en la plaza Pagano, cuando fue interceptada por un Fiat rojo, con vidrios polarizados, chocado y sin patente, con dos hombres a bordo. Quien iba como acompañante se bajó, la tomó de los brazos e intentó subirla al auto, mientras le decía a su compañero ‘la tenemos’. En tanto, le dijo a mi hija que cerrara la boca y entrara. Por suerte hace defensa personal, hizo una maniobra, logró zafarse y salió corriendo hasta casa, ya que vivimos a cuatro cuadras. El sujeto que intentó secuestrarla es muy bajo y delgado, eso facilitó su huída”, puntualizó.

“Cuando me enteré –agregó-, hice la denuncia penal correspondiente. Al otro día hablé con el fiscal y además me llamó el equipo de investigaciones. Me dijeron que ya solicitaron las cámaras de vigilancia de los alrededores. Ahora hay que esperar todo el proceso de indagaciones”. Enseguida puntualizó que “en cinco días hubo otros cuatro intentos similares a distintas chicas, la mayoría menores de edad, protagonizados por distintos tipos de auto y de personas”.

Más hechos

A su lado, Candela (militante del colectivo) se refirió “a un hecho que pasó el jueves 13 de agosto, protagonizado por una compañera de nuestra campaña en la calle Perito Moreno y Las Heras (cerca del estadio municipal)”.

En esas circunstancias, “quiso agarrarla un hombre que se movilizaba en un Renault Fluenze negro. Primero la invitó a que subiera, a lo que se negó. Insistió, se bajó del auto e intentó tomarla a la fuerza. Otra chica de la campaña nacional “Emergencia en violencia ya’ tuvo un episodio similar, no sabemos con certeza qué está pasando”, remarcó.

Tamara resaltó sobre este caso que “en la Comisaría 12° no quisieron tomarle la denuncia, alegando que no tenía el número de la patente del vehículo que la persiguió. Se limitan a una simple exposición, que no comienza ningún proceso de investigación”. Sumó que “el domingo, cerca de las 18.30, una chica apenas mayor de edad que iba caminando desde Anses hasta una remisería céntrica, fue perseguida por una Fiat Palio blanco donde iba una persona adulta, con una gorra blanca. Logró esconderse en la remisería y llamar para que la vengan a buscar. Se repite la forma de operar por parte de esta gente”.