Moira Elena Papescu viajaba desde Comodoro Rivadavia  hasta Río Gallegos para atender a sus pacientes en los consultorios "San Miguel", en la calle Fitz Roy N°40, del centro de la ciudad santacruceña. Otros pacientes eran recibidos en un departamento privado de calle Rivadavia, preparado para las sesiones. La realidad es que estaba todo preparado, hasta el rol de la psicóloga, porque Papescu no lo era y tampoco tiene matricula como tal.

Esta situación a través de un comunicado del Colegio de Psicólogos de Santa Cruz, donde se alertó a la comunidad de Río Gallegos y radicó la denuncia correspondiente en la Fiscalía.

El presidente del Colegio de Psicólogos de Santa Cruz, Diego Gaitán junto con una escribana visitaron el consultorio con escribanos y allí constataron que Papescu utilizaba la matrícula N° 274 de Chubut, pero en realidad pertenece a una profesional de Esquel. “Cuando llegamos ella se presentó como Lic. en Psicología, egresada de la Universidad de Quilmes, hicimos la investigación, pero dimos con que en esa universidad no existe la carrera”, dijo a ADNSUR. 

Diego Gaitán, Presidente del Colegio de Psicologos de Santa Cruz.
Diego Gaitán, Presidente del Colegio de Psicologos de Santa Cruz.

DESDE EL TAROT A LA PSICOLOGÍA

La investigación para conocer si Papescu no era psicóloga llevó dos meses y se inició por un mail que llego al correo info@psicologossantacruz.org del Colegio de Santa Cruz, allí consultaban si era psicóloga. Al observar que en los registros de la provincia no estaba matriculada, entonces le solicitaron a quién envío el mail, más datos, donde conocieron que viajaba desde Comodoro Rivadavia para atender a los pacientes.

Papescu otorgaba turnos virtuales y presenciales, porque durante la semana atendía en Comodoro, en el barrio Médanos al menos desde 2015, así se lo informó a la escribana que acompañó a al presidente del Colegio de Psicólogos, el día que fueron a su consultorio. Cobraba entre $1.500 y $1.300 por cada consulta.

"Como tercera situación de estafa, nos dio un número de matrícula que pertenece a una profesional de Esquel, a quién ya le informamos para que realice la denuncia, si así lo desea” reveló Diego Gaitán.

Luego de que la noticia se conozca en los medios de Santa Cruz, muchas personas se comunicaron con Gaitán, y le comentaron que anteriormente Papescu realizaba practicas alternativas, como como reiki y tarot. “Poco a poco fue migrando a que la llamen psicóloga, como en la provincia de Santa Cruz, como lo hizo frente a un notario público, pero no está matriculada ni aquí, ni en Chubut” describió Gaitán. 

Antes de ejercer como psicologa, Papescu ofrecía terapias alternativas.
Antes de ejercer como psicologa, Papescu ofrecía terapias alternativas.

Desde el Colegio de Psicólogos de Chubut aún no han dado comunicados oficiales por esta situación, si colaboraron con los profesionales de Santa Cruz

En relación al delito, hoy se encuadra en una estafa, “La primera vez las penas son excarcelables, entran dentro de lo que es el juicio a prueba, son penas menores a un año, más allá de la búsqueda punitiva, nosotros cuidamos a la población. En la segunda pena es mucho más severa que la primera, tiene que haber una primera” definió.

¿CÓMO DENUNCIAR?

En el caso de Chubut, se puede denunciar en el Colegio de Psicólogos en colegiopsi@colpsich.com.ar, donde existen dos formas de accionar en casos como estos. La primera es que el paciente realice la denuncia, y se verifica que la persona denunciada no es profesional, se hace una denuncia expresa en el Colegio de Psicólogos, lo cual sigue su camino legal.

Se solicita a la población denunciar casos de estafas como estos, en Chubut: Colegio de Psicólogos en colegiopsi@colpsich.com.ar
Se solicita a la población denunciar casos de estafas como estos, en Chubut: Colegio de Psicólogos en colegiopsi@colpsich.com.ar

La segunda opción es la actuación de oficio por parte del Colegio de Psicólogos, cuando se conocer que una persona está incurriendo en el ejercicio ilegal, primero se contactan y al verificar que no es profesional de la psicología se realiza la denuncia en fiscalía, como sucedió en Santa Cruz con el caso de Papescu.

También se le solicita a la población que controle, que los profesionales de la psicología estén matriculados. Dado que desde el colegio se les comunica que es obligatorio que en el consultorio, que debe estar habilitado, exhiban el certificado de matriculación, emitido por el colegio profesional, junto con el título profesional de licenciado en psicología “El certificado de matriculación es inviolable, porque solo nosotros contamos con ese archivo, por eso se imprime cada año con el número de matrícula” indicaron desde el Colegio de psicólogos de Chubut.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!