Este viernes un automovilista denunció a agentes de la Dirección de Tránsito. El damnificado se dirigió hasta la propia Dirección y explicó que, ante una infracción que había cometido, los agentes no le labraron el acta correspondiente, sino que, por el contrario, le pidieron dinero a cambio. 

Al enterarse del grave episodio, la directora de Tránsito, Silvia Carrasco, realizó un intercambio de versiones entre el denunciante y los agentes, y fueron éstos últimos quienes admitieron haber procedido de manera impropia.

Carrasco hizo parte a la Policía del Chubut para que tome conocimiento e intervenga en el hecho y puso en conocimiento al secretario de Gobierno, Federico Ruffa, de quien depende el área en cuestión.

“Nos parece un hecho gravísimo y ni bien nos enteramos de la situación que, por supuesto fue admitida por los agentes, determinamos proceder con la suspensión de los mismos y labrar el sumario correspondiente para avanzar con la cesantía", señaló Ruffa. 

"Desde la secretaría estamos recabando toda la información necesaria", dijo y agregó: "Todos los elementos que podamos aportar serán puestos a disposición de la Fiscalía actuante". 

"El accionar de los agentes claramente representa un delito y debe ser juzgado ante la justicia penal, como corresponde. Esa fue la decisión que hemos tomado hasta acá y que también fueron instrucciones de procedimiento avaladas por el propio intendente Maderna", finalizó.